Vidas propias

"Si Pablo Iglesias se encontrara con más 'Cristinas Pardos' tendría que volver a dar clases en la universidad más pronto que tarde"

Pablo Iglesias

9 de marzo de 2016, 07:00

A García Ferreras –Al Rojo Vivo, La Sexta– le pasa con Podemos lo que a mí con Matamoros. Que aunque no tengan razón tendemos a defenderlos porque tienen a todo el mundo en contra. Iglesias, Errejón y Bescansa suelen dar bien en los platós de televisión pero no me están convencido demasiado en el Congreso. No son los empollones de la clase sino los que sacan mejores notas sin necesidad de estudiar, que es peor. Porque eso les anima a mirar a sus compañeros de pupitre con aires compasivos, cosa que tampoco resulta extraña teniendo en cuenta el nivel de la gente que se sienta en los escaños. Vi de refilón a Iglesias el sábado en La Sexta. Lo pillé en el momento en el que Lucía Méndez, a propósito de unas declaraciones de Andrea Levy acerca de lo bueno que estaba uno de Podemos, le afeara que hiciera bromas con la vida privada de los diputados. Logró zafarse Iglesias de Méndez pero no pudo con Cristina Pardo. La periodista, que es una de las mejores de este país en su género, le dejó sin palabras cuando abordó el asunto de la chusca broma que Iglesias pronunció sobre Levy en la tribuna del Congreso. El líder intentó quitarle hierro al asunto pero topó con la acertadísima seriedad de Pardo, que estuvo brillante al no aceptar una sonrisita de Pablo como premio de consolación. Cambié de canal pensando que no es que Pablo Iglesias sea bueno. Es que los demás son demasiado torpones. Si se encontrara con más “Cristinas Pardos” tendría que volver a dar clases en la universidad más pronto que tarde.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Loading...