Vidas propias

"Me encantan los hombres canarios. Sus pieles oxigenadas, suaves, morenas"

Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez
José Jiménez

2 de julio de 2014, 07:00

Me encantan los hombres canarios. Sus pieles oxigenadas, suaves, morenas. Son seductores y zalameros. Juguetones, divertidos. Y ellas sensuales, muy guapas, coquetas a más no poder. Mujeres y hombres son efusivos, entregados, muy cariñosos.

Yo tuve un novio canario, de Lanzarote, y por mucho que le insisto a P. no quiere ir a esa isla por ese motivo. Me parece una prueba de amor preciosa pero él se lo pierde porque es uno de los lugares más hermosos del mundo. Durante una época viajaba casi cada semana a la isla: ya estaba trabajando con Ana Rosa en la tele y económicamente me lo podía permitir. Fue una época muy feliz porque como sólo veía a mi novio de higos a brevas, cada vez que nos encontrábamos era una verbena. Ahora no soportaría que P. viviera en otra ciudad y, mucho menos, en una isla. Quizás suene tradicional pero creo que los elementos más prosaicos de la convivencia son los que de verdad cimentan una relación. Lo otro, el verse los fines de semana, es para mí un espejismo de pareja. Abandono Las Palmas después de haber recibido muchísimas muestras de cariño. Si hay algo que todavía no han perdido los canarios es la capacidad de hacerte sentir como en casa con un simple “mi niño” afectuosamente pronunciado. Una señora me dice que su marido le ha pedido el divorcio por mi culpa; otra interrumpe mi almuerzo un momentito sólo para decirme que me quiere y una tercera –entre tantas– me agradece que le hagamos feliz todas las tardes. De todo corazón, dan ganas de quedarse a vivir en las islas.  

Más Sobre...

Loading...