Vidas propias

"La gente está cada vez más harta de quedar sólo para acostarse"

Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier

14 de febrero de 2017, 11:26

Cena el jueves por la noche con O. y A. Como hace tiempo que no quedamos nos hacemos previamente el firme propósito de salir luego a tomar una copa. Pregunto a diversos amigos dónde podemos ir pero no recibo muchas respuestas entusiastas. Me recomiendan los lugares de siempre o salir el viernes. Creo que el primer error que cometimos fue quedar a cenar a las nueve. Demasiado temprano. A las once y media salimos del restaurante y vamos a un bar con fama de canallita. Poca cosa. Hacemos tiempo hasta la una y media de la madrugada y nos vamos a Chueca a ver si la cosa de anima. Ni un alma por la calle. Estamos a punto de meternos en otro bar pero al abrir la puerta nos damos cuenta de que no hay nadie. Nadie.

No sé si es que hacía mucho frío y estaba lloviendo, si febrero es un mes muy malo, si le hemos perdido tanto el pulso a la ciudad que ya no sabemos donde ir o si Madrid se ha convertido en una ciudad coñazo. Yo recuerdo salir un jueves por Chueca y no parar de ver gente por la calle. Ahora parece que entre semana la gente sale a partir de las dos de la madrugada y entre las once y media y esa hora se dedican a beber en casa o a sacarle brillo a las aplicaciones de ligoteo. Así, una vez bebidos y encamados, se tiran a la calle a divertirse.

Ya lo he escrito aquí en alguna ocasión. Las aplicaciones se están cargando la noche. Antes ibas a un bar y te entretenías mirando, tonteando, te acercabas con cualquier excusa al que te gustaba e intentabas entablar conversación de la manera más absurda. Están desapareciendo los previos, el cortejo, las incertidumbres. Pero volverán, estoy convencido. La gente está cada vez más harta de quedar sólo para acostarse. Está bien tener la herramienta para aliviar el fogonazo pero el cuerpo también pide risas y copas de vino. Las aplicaciones están alumbrando a virtuosos del sexo. Gracias a las facilidades que ofrecen para quedar con alguien tienes la oportunidad de perfeccionar tus habilidades y aprender nuevas técnicas y movimientos. A mí me daría palo tener que usarlas. Con lo normalito que soy siempre acabaría pensando que no he estado a la altura. Lo peor de todo es que ya corren aplicaciones tipo 'Trip Advisor' que valoran los encuentros sexuales , así que un día puedes encontrarte con la desagradable sorpresa de que un amante furtivo sólo te otorga una estrella y te hunde el día y la reputación. Roguemos para que vuelva el café para dos fumando un cigarrillo a medias.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...