"En octubre del año pasado estuve a punto de dejarlo todo"

¿Y tú qué opinas?

El blog de Jorge Javier
Jorge Javier Vázqez

16 de julio de 2014, 07:50

Ha sido una semana muy feliz. El quinto aniversario de Sálvame no ha tenido nada que ver con el de Aquí hoy tomate.  Cuando me comunicaron que acabó el Tomate me sentí aliviado. Yo no estaba mentalmente preparado para recibir tantas críticas y además acababa de aparecer P. en mi vida, con lo cual la cancelación del programa me vino de perlas. Me apetecía descansar y disfrutar del amor. (Mi madre sigue hablándome y yo ya le imploro que me deje seguir trabajando. Contestación: “Feo”). Sálvame es otra cosa. He llegado a odiarlo, claro que sí, como a todos les pasa con sus respectivos trabajos. No he querido ir, se me ha hecho cuesta arriba enfrentarme a cuatro horas y media diarias de directo, me han dado ganas de asesinar a Rosa Benito antes que preguntarle de nuevo si había hablado con Amador, he deseado que Isabel II y Alberto Isla ingresaran en órdenes de clausura para no tener que volver a hablar de ellos, he rogado para que Lydia Lozano aprenda a callarse cuando doy paso a publicidad y no parezca que la corto porque no me gusta lo que dice. En octubre del año pasado estuve a punto de dejarlo todo. Y sin embargo, aquí sigo. Enamorado de Sálvame. Defendiéndolo con pasión porque se lo merece. Porque van a tener que pasar muchísimos años antes de que aparezca en la televisión española un programa tan inaudito como este. Antes pensaba que los que trabajamos en él acabaríamos con los años siendo los Pajares y Esteso del mundo de la televisión. Restos carbonizados de un pasado especialmente glorioso. Pero ahora me he dado cuenta de lo equivocado que estaba. Nos hemos convertido en los Lars Von Trier catódicos. Por eso no nos entienden los críticos  poco arriesgados. Porque ellos, siguiendo con el símil cinematográfico, siguen levitando con esas películas de santones que hace Franco Zeffirelli. “Jorge, la capital de Estonia es Tallin”. Desisto. Seguiré mañana.

Por Jorge Javier Vázquez

Ya sé que no me conocéis y que nunca habéis oído hablar de mí… así que voy a aprovechar esta oportunidad para ir con frecuencia a mi archivo mental y vaciar la papelera en este blog en un intento de no colapsar mi ordenador personal, ya de por sí siempre lleno de ideas sin salida.

Lo más visto

  1. Esta semana, en Lecturas, Kiko, Makoke y sus hijos nos reciben en su casa
  2. Kiko Matamoros: "Me gustaría que mi hija Ana tuviera relación con sus hermanos"
  3. Rocío Flores Carrasco habla claro: "Mi madre ni me va, ni me viene"
  4. El peor momento de Antonio Orozco
  5. El último susto médico de Belén Esteban