Difícil momento laboral

Teresa Rabal confiesa que ocultó su cáncer para no quedarse sin trabajo

Durante la enfermedad de su marido y la suya, no pudo darse el 'lujo' de parar, porque el volumen de trabajo le ha bajado drásticamente en los últimos años

Teresa Rabal

Más Sobre...

Televisión Actrices famosas Tragedias famosos Famosos en el hospital Presentadores famosos Enfermedades de famosos Telecinco Sábado Deluxe

4 de septiembre de 2017, 17:32

Recientemente, Toñi Moreno le tendía la mano a Teresa Rabal. La actriz, cómoda y arropada por la periodista, se armaba de valor y, en un acto de enorme sinceridad, revelaba los dramáticos años que ha vivido con la enfermedad de su marido Eduardo Rodrigo, que fallecía en abril. Dos años en los que no se apartó de él y tiró del carro porque no tenía otra salida. Ni siquiera parar y preocuparse por su propia salud, golpeada por un cáncer de mama. "Han sido dos años terribles porque, además de la enfermedad de Eduardo, yo he tenido un cáncer de mama. He estado con quimioterapia y he estado trabajando, cuidando de Eduardo y de mi madre, durante el tratamiento", contaba en 'Viva la vida'.

Relacionado con esta noticia

'Sábado Deluxe' ha buceado de nuevo en los momentos más complicados de la mujer que 'educó' desde la tele a varias generaciones de niños. Si la realidad que contó hace semanas fue dura, aún más lo son los detalles de cómo se ha desarrollado la última etapa por la que ha pasado (y está pasando) la actriz. Teresa ya reveló que no pudo darse el 'lujo' de parar de trabajar, porque "tenía que cuidar de él y no podía caer enferma". Por si fuera poco, los bolos empezaron a escasear y no podía decir que no a lo que iba saliendo, a pesar de no estar al 100%. Por esta razón, tuvo que disimular y ocultar la enfermedad que la habían diagnosticado.

Con gran dignidad, aguantó estoica los embistes de la vida y ni siquiera pensó en sacar rédito de ello. "No lo he querido ocultar", pero tampoco "he querido comerciar con eso y me parece que no soy la única que ha pasado un cáncer de mama", confesaba a Toñi Moreno. "En el momento en el que estaba pasando por el cáncer, pensaba más en la enfermedad de mi marido que en la mía y también me parecía gratuito venir a los medios para narrar que mi marido estaba enfermo y yo también", explicaba a María Patiño.

Ahora también ha revelado que su silencio se debió a no querer despertar el miedo en los empresarios que la contrataban, para que no dejaran de contar con ella. "Las personas que contratan galas a veces se asustan. Ellos no notaban que yo tenía cáncer, pero cuando llegaba a la gala lo decía", declaraba este sábado. "Ellos alucinaban porque yo salía a cantar y no entendían nada", contaba en 'Sábado Deluxe'. Solo ha habido dos momentos que no pudo realizar el trabajo: "una tuve que cancelar la gala por miedo del empresario y otra la suspendí yo porque me tuvieron que internar porque me encontraba mal y no quisieron pasar de fecha".

Teresa no ha querido revelar su drama hasta que afortunadamente ha vencido el cáncer, pero el volumen de trabajo no ha vuelto a ser el de antes de que su vida cambiara drásticamente y desde que la enfermedad se alojara en su vida. La hija de Francisco Rabal y Asunción Balaguer anunciaba que empezaba una nueva colaboración en la nueva serie de TVE, 'Derecho a soñar', pero una vez más le toca tirar del carro.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...