"Me han dicho que hay un muchacho que te ronda"

Rocío Crusset para los pies a su padre, Carlos Herrera, cuando le habla de su novio

Carlos Herrera entrevistó a la modelo en su programa radiofónico en la Cope

1 / 7

1 / 7

Rocío Crusset para los pies a su padre cuando este le habla de su novio

2 / 7

DL u334617 006 1-2. Carlos entrevista a su hija

3 / 7

Captura de pantalla 2017-02-15 a la(s) 17.27.21. En Madrid por trabajo

4 / 7

DL u333252 007. Su actual pareja

5 / 7

Captura de pantalla 2017-02-15 a la(s) 17.28.52. Los dos hijos del comunicador

6 / 7

Captura de pantalla 2017-02-15 a la(s) 17.27.54. Viajera

15 de febrero de 2017, 10:09

Rocío Crusset, cuando tiene un micro delante, es toda profesionalidad. La modelo se olvida hasta de la relación que le une al entrevistador, y esto incluye hasta a su padre, Carlos Herrera.

El periodista, ayer en la radio, recibió la visita sorpresa de su hija, que está en Madrid para participar en la nueva edición de la Mercedes Benz Fashion Week, de la que es una de las modelos más disputadas. Herrera, orgulloso como está de la exitosa Rocío, quiso entrevistarla por primera vez en su programa.

Relacionado con esta noticia

Además de contar los motivos que la habían traído de vuelta a España, puesto que la joven está desarrollando gran parte de su carrera en el extranjero, le quiso preguntar pos sus amores. “Me han dicho que hay un muchacho que te ronda”, le decía con toda la intención Herrera, Rocío frenaba en seco a su padre, “Carlos, no contesto a ese tipo de preguntas”. Crusset por proteger su intimidad es capaz de parar los pies al comunicador más experimentado, ¡incluyendo a su progenitor! Además, observemos eso de “Carlos”, al más puro estilo Terelu y María Teresa. ¿No os encanta cuando un hijo y un padre, para guardar la profesionalidad del momento, se llaman por su nombre de pila? Se deben estar aguantando la risa. Nada de ‘chiqui’, ‘niño' o ‘chica’, y los hijos se quedan con las ganas de llamar a sus progenitores ‘papi’, ‘mami’ o ‘papaíto’. Nos encantaría que alguna vez se les escapara…

Herrera también le preguntó por sus carreras. “Cuando no trabajas, estudias ADE y Marketing, carrera que acabarás yo qué se cuando”, le replicó el sevillano. Parece que Carlos, como todo padre, vive en agonía constante por los estudios de sus pequeños. Una preocupación que empieza en la guardería y que se prolonga dos décadas después. Rocío parece no tener prisa, la profesión de modelo no espera a nadie, y ahora está aprovechando su buen momento. “Pues a lo mejor cuando tenga 30 años, pero oye, ¡la acabaré!”, contestó Crusset con determinación.

Rocío Crusset para los pies a su padre cuando este le habla de su novio

Rocío, a pesar de sus numerosos viajes a Milán por trabajo y por amor, dice que como su Sevilla no hay nada

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...