Polémica transformación

Los estilistas de ‘Cámbiame’ indignados con una ‘diva’ de alfombra roja

Cristina, Pelayo y Natalia se han enfrentado a una de las ‘cambiadas’ más complicadas de todas

Pelayo Díaz
1 / 8

1 / 8

Cambiame. Una diva inesperada

2 / 8

Cambiame 4. Ha puesto el grito en el cielo cuando en peluquerían cortarle el pelo

3 / 8

Cambiame 3. Las manicuristas han dicho que era la peor 'cambiada' con la que han trabajado

4 / 8

Cambiame 2. "Soy encantadora"

5 / 8

Cambiame 8. Pelayo le ha quitado la alfombra roja

6 / 8

Cambiame 7. El enfado de Natalia

7 / 8

Cambiame 5. Finalmente sí ha sido una estrella

Más Sobre...

Cámbiame

13 de noviembre de 2017, 16:39

Beatriz es una profesora de inglés que renunció a su aspiración de ser actriz porque le venció el miedo. Hoy, en ‘Cámbiame’, Cristina Rodríguez ha querido hacer realidad sueño y convertirla en toda una figura de la alfombra roja. Pero, para su sorpresa, la diva ha salido antes de tiempo.

Relacionado con esta noticia

Beatriz ha contagiado a todos con su espíritu alegre y su positividad, pero, cuando ha empezado el auténtico cambio, Rodríguez se ha topado con una actitud que solo habrían tenido antiguas estrellas del celuloide como Joan Crawford. Divas terroríficas que se quejaban por todo y por todos. Muchos integrantes del equipo, como miembros de peluquería y manicuristas, se han quejado de su comportamiento. La ‘cambiada’ se quejaba por todo y ponía excusas para todo. Esto ha terminado por cansar a la propia estilista quien ha dicho que “Beatriz consumía la energía de quien tiene alrededor”, algo que ella se empeñaba en negar aludiendo a que “todo el que me conoce de verdad sabe que soy encantadora”.

Y tras dificultar el trabajo de los profesionales del programa, ha llegado, por fin el momento de ver el resultado; pero los ánimos no estaban demasiado receptivos en plató. Lo primero que ha hecho Pelayo nada más verla ha sido retirarle la alfombra roja, “tú no te mereces pisar una”, le ha dicho. Natalia ha hecho público un comentario de Beatriz quien se había quejado de que le picaba “un vestido de 300 euros, lo que mucha gente gana en este país”, aludiendo a su pobre calidad.

Finalmente, y tras repetir que ella no es como han dicho de ella los estilistas, Beatriz se ha mirado al espejo, se ha sentido Nicole Kidman por un día y ha felicitado a Cristina por su trabajo. Eso sí que es comportarse como una auténtica estrella.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...