Vas a necesitar mucho deporte para quemar tanta caloría

Los cinco platos más peligrosos para la salud

¿Y tú qué opinas?

12 de agosto de 2014, 13:00

Estamos convencidos de que cuando nuestra colaboradora Samantha Vallejo-Nágera vea estos platos se va a echar las manos a la cabeza. ¡Y no es para menos! Son una bomba calórica que tu cuerpo difícilmente podrá asimilar. Nosotros que tanto presumimos de seguir una dieta sana y equilibrada, vamos y te mostramos toda esta grasa. No, no queremos incitarte a que ingieras comida basura, más bien todo lo contrario. Cuando sepas la lista de ingredientes que contienen estas recetas y las horas de deporte que necesitarás para quemarlos, se te van a pasar las ganas. Y si no, ya lo verás.

Los Extreme Eating Awards son unos galardones que cada año premian los platos de los restaurantes americanos más peligrosos para la salud. Estos son los ganadores de este año.

1. 'French toast' con jarabe de arce y bacon

Tostadas francesas

La cadena de restaurantes que sirve este brunch en Estados Unidos lo promociona con el eslogan ‘Las mejores french toasts’ (una especie de torrija a la americana). No sabemos qué pensarán en Francia de estas rebanadas de pan rústico hechas al horno, cubiertas con azúcar glasé y servidas con jarabe de arce y bacon o jamón. No te pienses que escatiman con los ingredientes: de azúcar le echan el equivalente a 24 cucharaditas (la American Heart Association recomienda un consumo máximo de nueve cucharaditas para los hombres y seis para las mujeres). Para que te hagas una idea de la magnitud de la tragedia, para quemar sus 2.780 calorías necesitarías hacer siete horas de natación. ¿Qué? ¿Te lanzas a la piscina o mejor ni lo pruebas?

2. Hamburguesa ‘Monster’

Hamburguesa 'Monster'

Miedo da con solo ver la fotografía. La monstruosa hamburguesa se caracteriza por la generosidad en cuanto a ingredientes se refiere. Nosotros nos preguntamos si era necesario rematar la receta con tocino ahumado y aros de cebolla rebozados. Por si esto fuera poco, la acompañan con patatas. Pero espera, espera, que aún hay más. Si estás dispuesto a reventar, el restaurante que sirve esta bomba calórica te ofrece añadirle otra hamburguesa por 1,99 dólares más o bien acompañarla con un batido por 3,99. ¿Sabes por cuántos pueblos puedes pasar si caminas 12 horas a ritmo rápido sin parar? ¿No? Pues tranquilo, que pronto lo vas a averiguar: es el tiempo que necesitas para quemar las más de 3.500 calorías de este plato.

3. Costillas de cerdo

Costillas de cerdo

Los creadores de este plato tienen la cortesía de untar una a una cada costilla con salsa. Pero esto no es lo que nos sorprende. Fijaos en los acompañamientos: frijoles, patatas y… ¡un muffin! ¿En serio acompañan carne con una magdalena? Un completo equivale a 2.770 calorías, que es más de la energía que se necesita para todo un día. Para que te hagas una idea, quemar tanta grasa equivale a 7 horas y media cortando césped.

4. Pizza rellena

Pizza rellena

Dice la cadena de restaurantes que sirve esta pizza que es única. Estamos de acuerdo, porque ¿qué otra pizza conocéis que lleve cinco quesos en su masa? Eso sí, la amasan a mano mucho rato para que quede bien fina (y para que se diluyan los quesos, debemos suponer). Aunque la lista de ingredientes parezca muy inocente (¿qué hay de malo en comer un poco de pollo con ajo, bacon, cebolla, tomate y queso cheddar?), el cómputo total asciende a 2.160 calorías. Comer una pizza pequeña de estas equivale a tres normales en cualquier otro restaurante. Eso sí, seguro que nadie más te la serviría en sartén.

5. Pasta con pollo

Pasta con pollo

¿Te gusta correr? ¿Tienes cinco horas libres esta noche? Porque es el tiempo que vas a necesitar para eliminar de tu cuerpo este plato de pasta. Quizás si se hubieran quedado solo con el pollo, los champiñones y el tomate les habría salido un plato sano. Pero al inventor de esta receta se le ocurrió añadirle cebolla (caramelizada en salsa de ajo, ¿para qué iba a ponerla natural con lo sana que es?), panceta, guisantes y nata líquida con queso parmesano). El resultado: 2.410 calorías y 63 gramos de grasa saturada, la necesaria para tres días. Piénsatelo dos veces.