La Reina, el Príncipe y la infanta Elena, en el centro de control de operaciones de control del fuego

La Familia Real, en Antratx tras el incendio

¿Y tú qué opinas?

Andratx

31 de julio de 2013, 15:13

Todos conocemos el amor de la Familia Real por la isla de Mallorca, por lo que se han sentido especialmente preocupados por el incendio que desde hace unas semanas afecta a la Sierra de Tramuntana, uno de los parajes más bellos de la isla.

Doña Sofía, el Príncipe Felipe y la Infanta Elena quisieron visitar el centro de control de operaciones del incendio, situado en la localidad de Andratx, y así conocer de primera mano cómo funciona el operativo que se ocupa de las tareas de extinción.

Los tres visitaron primero el Ayuntamiento, donde está ubicado el centro de coordinación. Allí fueron recibidos por el Ministro de Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y por el Presidente de Baleares, José Ramón Bauzá. Pero con quien más rato compartieron fue con los efectivos de emergencias que colaboran en el trabajo, interesándose por las labores de extinción y la forma de trabajo. También visitaron el centro de avituallamiento, ubicado en el salón de plenos, y pudieron hablar con los voluntarios que llevan víveres para los operarios.

Media hora después de haber empezado la visita, pudieron comprobar in situ cómo se organizan los cuerpos de emergencia, ya que recibieron el aviso de que uno de los focos que se creía apagado había vuelto a activarse, concretamente en Cala Moragues, muy cerca de donde se encontraban.

Afortunadamente, tanto el Príncipe como la Reina y la Infanta fueron informados de que el incendio está prácticamente controlado. No solo se confirmó que ya no está cerca de zonas habitadas sino que se esperaba que fuera controlado en las horas siguientes. A pesar de las
buenas noticias, el fuego ya había arrasado 1.800 hectáreas de una zona declarada Patrimonio de la Humanidad y que tardará mucho en reforestarse.

Están siendo unas vacaciones un tanto agridulces para Doña Sofía, que a la alegría de ver reunidos a casi todos sus nietos, une la preocupación por este incendio. El Príncipe, por su parte, se ha adelantado unos días a la llegada de Doña Letizia y las Infantas Leonor y Sofía para acompañar a su madre y su hermana Doña Elena en esta visita.