Entrevista a la presentadora de ‘Masterchef Junior’

Eva González: "Quiero ser madre"

¿Y tú qué opinas?

Eva González
Podro pernía

17 de diciembre de 2014, 14:00

Llegan las Navidades y aunque solo ha ocurrido una vez, en TVE ya lo consideran un clásico: vuelve ‘Masterchef junior’. Dieciséis genios de las cocinas pero que no superan el metro y medio ni los doce años, todos con ganas de aprender, de jugar y cómo no, de ganar. El corazón de la maestra de ceremonias de este programa ya lo tienen ganado. Eva González no tiene ningún rubor en confesarlo, los niños, más que los mayores, son su debilidad. Se enamora de todos y cada uno de ellos pero solo uno puede llevarse el premio. Dice que ha llorado. Y mucho. Como una magdalena. Que en cada emisión, que en esta edición serán seis y no cuatro, cada vez que tenía que despedir a un pequeñajo, se le rompía el alma. Que quizás se le ha despertado el instinto maternal. De hecho, afirma: “Sí. Me gustaría ser madre”.

 

Una nueva edición de ‘Masterchef junior’... ¿Qué nos vamos a encontrar?

El formato es lo que es. Lo principal y los mejores cambios los traen los concursantes. Cuando te encuentras con un ‘talent show’ como éste la espectacularidad está en los niños. Y los niños son, son maravillosos. El nivel es, te diría, que mayor… Cuando llegué y vi el nivel de cocina que tenían, aluciné bastante. Yo creo que superan el año pasado con creces.

 

¿El casting quizás el mejor?

Son los niños. Que se les ha despertado el gusanillo por la cocina. Saben más técnica, más de todo. A nosotros, los mayores, un año se nos pasa volado, para un niño es muy largo y en un año aprenden un montón. Es como si hubieran aprovechado este año de la edición pasada a esta una barbaridad. Han leído libros, se han empapado de todo…

 

¿Están más resabiados?

No, es que los niños están con los abuelos y las abuelas, en casa. Los padres estamos trabajando y ellos viven mucho la cocina tradicional, y eso es muy importante porque no solo conocen por la tele las técnicas más novedosas sino que conocen la cocina de siempre, el sabor del guiso auténtico. Ver a un enano de ocho años preparando un guiso es para quedarte loca…

 

Tú además que empalizas mucho con los niños ¿no?

Me gusta más el junior que el ‘Masterchef’ de los mayores, es verdad. Lo disfruto más. Hay menos tensión… Me lo paso mejor. Además tienes una respuesta muy espontánea y más natural. Nosotros, los mayores, estamos más distendidos. Sobre todo yo, que me lo puedo permitir más que los jueces.

 

Eres la más niñera…

Un poco sí. Los jueces tienen el papel que tienen, tienen que juzgarlos, yo no. El momento peor es cuando se producen las paradas del tren y uno de ellos se tiene baja. A mí se me rompe al alma.

 

¿Has tenido tus favoritos?

Es muy difícil no tener tu favorito. Soy humana y está claro que uno siempre.. Pero todo tienen una cosa. El que no tiene una tiene otra. Siempre tienen algo que te gusta.

 

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar con niños?

La naturalidad. Si hablamos de cocina, cuando me dejan la boca abierta…. Pero mi momento favorito es cuando se abren las puertas de ‘Masterchef’ y entran lo dieciséis enanos corriendo hacia a mí. Ahí siempre digo: “Ay madre”. Y me emociono. Me he emocionado muchísimo este año. Más que en la primera edición. No sé si lo han cortado o no, pero lloro, madre mía lo que lloro.

 

A ver si es que se te está despertando el instinto maternal…

(risas) No, es por la cantidad de tiempo que paso viviendo y viajando con ellos.

 

¿Y no se te despierta ni un poquito? ¿O como eres madre eventual de 16 cocineros cada año no se te pasa por la cabeza?

(risas) Me gustaría ser madre, claro que sí, nunca lo he ocultado, me gustan los niños y lo paso bien con ellos.

 

¿Qué ha sido lo más especial para ti de esta edición?

Sevilla. Me he emocionado mucho. Tenía muchas ganas de que el programa fuera hasta Sevilla. Hasta la plaza de España. Fue alucinante. La imagen aérea era increíble… Muy bonito. Vino mi familia. Fue genial.

 

¿Y los fogones se te dan mejor ahora?

Depende de con quién me compares. Yo hago cocina de supervivencia, cocina de una casa normal. De batalla. De una casa normal… A veces me da vergüenza porque tengo a tres a mi lado que no veas… Pero lo mío es más de papas guisás, de lentejas, de garbanzos, de unos filetes en salsa… Cosas normales. Tampoco tengo mucho tiempo y cuando lo tengo, es para sobrevivir… Pero he mejorado.

 

¿Qué harás estas Navidades?

Voy a estar trabajando hasta el día veintitrés y luego me marcho a Sevilla a pasar la nochebuena con mi familia, para mi el día veinticuatro es el más especial del mundo, me encanta estar con la familia.

 

¿Qué balance haces de este año que termina?

Para mi 2014 ha sido un año de asentamiento y confirmación, se ha confirmado el éxito del formato, hemos vuelto con nuevas ediciones y todos estamos cómodos. Ha sido un muy buen año, personalmente también, tranquila, a gusto, trabajando mucho y feliz.

 

¿Qué le pides al 2015?

Virgencita que me quede como estoy, personal y profesionalmente. Para mi y para mi familia y toda la gente a la que quiero, lo único que pido es salud. Profesionalmente espero que se reconfirme nuestro éxito y sigamos así muchos años.

 

Más Sobre...

Lo más visto

  1. El peor momento de Antonio Orozco
  2. El nuevo dardo de José Luis Moreno dedicado a Sandra Barneda
  3. "Durante muchos años tuve miedo a hacerme las pruebas del VIH"
  4. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  5. ¿Crees que lo sabes todo sobre los famosos? Demuéstralo con este test