Iñaki Urdangarin no hizo frente a la fianza

El juez embarga el palacete de los duques de Palma

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 11
Una casa de lujo

1 / 11Una casa de lujo

La vivienda salió a la venta a través de una inmobiliaria rusa por 9.800.000 euros.

El salón

2 / 11El salón

Ubicado en la planta principal, el salón ocupa 120 metros cuadrados y en él hay incluso una chimenea.

La cocina

3 / 11La cocina

Como el resto de las estancias, la cocina es un espacio amplio y luminoso.

El comedor

4 / 11El comedor

El comedor, con una gran mesa rectangular, tiene un salón contiguo independiente del salón principal.

Tres plantas

5 / 11Tres plantas

La vivienda, de más de 1.000 metros cuadrados construidos, está dividida en tres plantas.

Dos estancias

6 / 11Dos estancias

El amplio salón está dividido en dos partes y tiene una gran librería.

Piscina privada

7 / 11Piscina privada

En el exterior de la vivienda hay una piscina de agua salada.

Comedor exterior

8 / 11Comedor exterior

En el jardín hay un comedor exterior que cuenta con su propia barbacoa.

Un enorme jardín

9 / 11Un enorme jardín

El 'palacete' está rodeado por un frondoso jardín de más de 2.000 metros cuadrados.

Vistas sobre la ciudad y el mar

10 / 11Vistas sobre la ciudad y el mar

"Villa de lujo en la zona más prestigiosa de Barcelona, ​​con una hermosa vista de la ciudad". Así la definía la inmobiliaria que la puso a la venta.

4 de noviembre de 2013, 16:39

Nueve meses después de serle impuesta una fianza de 8,2 millones de euros que nunca llegó a depositar, Iñaki Urdangarin ha visto como el juez del caso Nóos, José Castro, dictaba este lunes el auto de embargo de la mitad del palacete de Pedralbes que posee a partes iguales con la infanta Cristina.

Ni siquiera la reducción de la fianza por responsabilidad civil (solidaria con su exsocio, Diego Torres) a 6,1 millones de euros, una vez descontado el IVA, sirvió para que el duque de Palma hiciera frente al pago. El pasado mes de septiembre conocíamos la noticia que doña Cristina e Iñaki Urdangarin habían puesto a la venta su vivienda a través de una inmobiliaria rusa por la nada despreciable cantidad de 9,8 millones de euros. Con esa cantidad hubieran podido hacer frente a la cantidad que les reclamaba el juez, mientras ellos empezaban una nueva vida en Barcelona. Pero el comprador no ha aparecido a tiempo y, finalmente, se ha llevado a cabo el embargo.

La mitad del 'palacete' no es la única propiedad que los duques de Palma han perdido. En el auto judicial también se embargan otras tres viviendas propiedad del matrimonio, así como dos trasteros y dos garajes situados en Palma de Mallorca y Terrassa (Barcelona), inscritos a nombre de la sociedad Aizoon (cuyos titulares también son doña Cristina e Iñaki Urdangarin), que a su vez también está siendo investigada por el presunto uso que los duques podrían haber hecho de ella para blanquear fondos y defraudar a Hacienda.

 

Más Sobre...

Loading...