Repasamos los looks con más éxito de la duquesa de Cambridge

El 'efecto Kate': lo que ella viste se agota en tiendas

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 10
¡Me caso!

1 / 10¡Me caso!

El vestido que lo empezó todo, el modelo cruzado de Issa con el que anunció su matrimonio con el príncipe Guillermo en noviembre de 2010. No sólo se agotó en tiendas sino que desató la fiebre del ‘Little Blue Dress’, el pequeño vestido azul. Dado que el vestido no está al alcance de todas, pues cuesta 450 euros, el diseñador acaba de lanzar una versión económica, de 98 euros, a través de Banana Republic.

GTRES

¡Mirad mi pedrusco!

2 / 10¡Mirad mi pedrusco!

Para su primera salida con el anillo de compromiso, en diciembre de 2010, Kate eligió un vestido de Temperley con el cuello de pedrería. Por aquel entonces, las marcas desconocían las mieles del ‘efecto Kate’. El vestido (355 euros) se agotó y muchas clientas quedaron insatisfechas, pues no volvió a fabricarse.

GTRES

Donde nació el amor

3 / 10Donde nació el amor

No hay curso en que Kate no haga una o dos visitas a Saint Andrews, la universidad escocesa donde conoció a Guillermo. En marzo de 2011, la duquesa acudió allí con una chaqueta y una falda de lana de la firma italiana Luisa Spagnoli, que por entonces acabada de aterrizar en el Reino Unido. La tienda londinense que distribuye la firma –Hollie de Keyser, donde, por cierto, también hacía sus compras lady Di– se vio inundada de compradoras que agotaron las existencias. Se tuvo que efectuar un pedido de 100 nuevos conjuntos, a 580 euros cada uno.

GTRES

Hello, Michelle!

4 / 10Hello, Michelle!

En mayo de 2011 dos iconos de la moda se vieron las caras en el palacio de Buckingham: Kate y Michelle Obama. La duquesa de Cambridge eligió un vestido de la cadena Reiss (205 euros) que provocó una estampida en la tienda online de la firma: el tráfico aumentó un 200% y los servidores se fueron al garete.

GTRES

Jubileo en rojo

5 / 10Jubileo en rojo

Para una de las celebraciones del Jubileo de Diamante de Isabel II en junio de 2012 Kate acudió a Sarah Burton, la diseñadora de Alexander Mcqueen que confeccionó su vestido de boda. Pese a que los 1.390 euros del precio son un disgusto para casi cualquier bolsillo, las fans de Kate vaciaron las tiendas online donde se vendía esta prenda.

GTRES

Diseño local

6 / 10Diseño local

Para su viaje por el sudeste asiático en otoño del pasado año, las maletas de Kate iban llenas de prendas de diseñadores con raíces en aquellas tierras. Es el caso de este vestido de Prabal Gurung, un diseñador nepalí afincado en EE. UU. y nacido en Singapur. Se agotó en menos de una hora, gracias a que algunas tiendas rebajaron el precio de 1490 a 500 euros.

GTRES

Cruzado mágico…

7 / 10Cruzado mágico…

En Max Mara están tan encantados con Kate que hasta han bautizado en su honor un abrigo. No es para menos. Apenas unas horas después de que cubriera su tripita con este vestido cruzado de la firma italiana, ya no quedaba ni uno a la venta. Estaba rebajado a 145 euros.

GTRES

…Y topos mágicos

8 / 10…Y topos mágicos

El que pasará a la historia como el más icónico de sus vestidos premamá, responsable de haber lanzado una fiebre por los topos como no se conocía en las islas británicas, es este sencillísimo modelo de Topshop (57 euros). Lo llevó a su visita a los estudios donde se rodó ‘Harry Potter’ en abril pasado, y en menos de una hora había desaparecido de los colgadores de las tiendas.

GTRES

Bautizo dálmata

9 / 10Bautizo dálmata

Antes de cogerse la baja maternal, Kate bautizó un crucero en los muelles de Southampton abrigada en un ‘print’ dálmata de Hobbs que causó furor. Se esfumó en minutos de los puntos de venta. Costaba 197, muchísimo menos que los 1500 que se gastó la organización con la botella de cava de 15 litros que se utilizó para el bautizo.

GTRES

Más Sobre...
Moda famosos Looks famosos

26 de agosto de 2013, 10:40

Como ya viene siendo habitual, el vestido Seraphine (34 euros) que luce Kate en la primera foto oficial de ella y Guillermo con su hijo Georgie se ha agotado. En las tiendas no se encuentra en ningún color y las usuarias son redirigidas a una lista de espera de cuatro semanas.

Ni egoblogueras que hornean ‘cupcakes’ (malenis) ni ‘it girls’ que pintan pañuelos. El mayor icono del estilo del siglo XXI es Kate Middleton.

Nadie en todo el planeta tiene su capacidad de que se agoten las prendas en las tiendas tan solo horas después de que ella las luzca. Más de una marca ha tenido que reparar sus servidores de internet: el ‘efecto Kate’ ha destrozado más de una tienda online.

Aquí te presentamos los looks de la duquesa de Cambridge que más rápido se han agotado de las estanterías.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...