Carmen Maura en el estreno de 'Las brujas de Zagarramurdi'

"De Almodóvar no hablo, que si hablo se enfada"

¿Y tú qué opinas?

PER PPV 036

27 de septiembre de 2013, 11:02

“De Almodóvar no hablo, que si hablo se enfada”. Y quizás también porque era el momento de Álex de la Iglesia, con quien se entiende muy bien, aunque a veces “sea un poco bruto”.

Carmen Maura volvía una vez más a convertirse en la estrella de la alfombra roja, igual que hace una semana, cuando recibió el premio Donostia en San Sebastián, una noche que recuerda como muy emocionante y que, asegura, abrirá el camino para que otras actrices españolas también obtengan su merecido reconocimiento en este Festival donde por primera vez se ha podido ver 'Las brujas de Zugarramurdi', que llega esta semana a la cartelera.

Si los cines Kinépolis tienen a gala ser uno de los mayores complejos cinematográficos de España, durante el estreno de la última cinta de De la Iglesia, se convirtieron en el camarote de los Hermanos Marx. Enrique Cerezo, productor del film y presidente del Atlético de Madrid, había convocado en el mismo lugar un acto paralelo con su escuadra rojiblanca y la atención por el derby madrileño que se celebrará en menos de siete días y las opiniones encontradas por el arbitraje en el último partido del Real Madrid se habían disparado y centraban la actualidad, al menos deportiva. Pero hubo mutis, tanto sobre deporte como sobre séptimo arte. Vestidos de Verino, desde el entrenador Simeone a la estrella colchonera, Villa, ningún jugador dio una sola declaración al respecto.

“Pues yo soy madrileña. O sea, del Madrid. Cerezo ha sido muy majo, pero yo, yo… Yo es que llevo muchos años con el Madrid y no voy a cambiar”, sentenciaba Carmen Maura con una camiseta del Atlético entre las manos que, como al resto del elenco protagonista, las había regalado el productor futbolero. “No es que sea muy fan del fútbol, pero soy de convicciones”, apostilló la actriz.

Ella, junto a Terele Pávez y Carolina Bang, impresionante con su melena a lo Heidi Lamarr y un vestido brocado de Vivianne Westwood en tonos verdes, interpretan a las brujas que dan título a la última película del director vasco. Un papel que, según explicó a LECTURAS la actriz de 'La Ley del Deseo': “Ha sido muy divertido, pero que no lo haría con cualquier. Con Álex en cambio sí”.

¿Por qué?

- Porque yo no he sido nada bruja en mi vida real y porque nos conocemos. Porque me gusta mucho su sentido del humor, que a veces se pone un poco bruto, no nos vamos a engañar. Pero le entiendo muy bien. Nos entendemos.

Repites con Álex, ¿para cuándo volver con otro de tus directores fetiche?

- "¿Con Almodóvar? De Almodóvar no hablo, que si hablo se enfada”, exclamó mientras se mordía el labio después de contar que ni cree en magias ni en encantamientos, sólo en su ángel de la guardia, quien quizás la ha protegido de malos papeles. “No tengo ningún personaje que quisiera hacer en la cabeza. Los pienso cuando me llegan los guiones y los leo. Además, me encanta trabajar pero también me encanta no hacer nada. Así que leo lo que me envían. De directores famosos o no. Y si me gusta digo que sí”.

¿Y a quién le dirías sí?

- A Amenábar. Que me cae muy bien. Y no digo ningún extranjero porque un día dije que me gustaría trabajar con Woody Allen y esa respuesta me ha perseguido toda la vida.

Quién está probando suerte en Hollywood es María Valverde. La actriz acudía al estreno a apoyar a su chico, Mario Casas, protagonista masculino de la cinta, pese a lo celosa que es de su intimidad. “Vivo un momento maravilloso. En lo profesional y en lo personal. Pero de proyectos no puedo hablar”.

¿Pero si te vuelve a salir más trabajo fuera tendrás que llevar tu relación a distancia?

- "Bueno… todo es cuestión de hablarlo”, respondía escurridiza como la seda de su mono de blusa y pantalón negro de Gucci. Ahora sí, lo que no tiene miedo a decir es que, como actriz joven, “es el momento de volar”. Y que a carácter y a sed de independencia no la gana nadie.

¿Y a Mario eso no le da reparo? No sea que te le escapes.

- No. Él sabe que yo no tengo dobleces. Que soy muy directa. Y que me siento muy querida. Mucho.

Quién sí demostró tener más que reparo, pavor a los micrófonos fue Hugo Silva. Primero por las preguntas alrededor del beso cinematográfico que se da con el otro 'sex symbol' de la película. Y es que Casas, al igual que hiciera Tony Curtis sobre su beso con Marilyn Monroe en 'Con faldas y a lo loco', dijo que besarlo a él fue como hacerlo con un carabinero. Y segundo, y lo más notorio, porque el actor saltaba a las páginas satinadas por unas recientes fotografías en las que aparecía en la playa junto a dos niños, sus mellizos. “De cine pregúntame lo que quieras, pero de mi vida privada no hablo”.

Tan solo preguntarte si ellos también tienen sus camisetitas del Atlético de Madrid.

- No hablo.

Ni así hubo manera de arrancarle una sola palabra sobre su sobrevenida y desconocida paternidad. Lo mismo que con Adriana Abenia y su fecha de matrimonio.

“Tendré alergia. Sólo eso te puedo decir”.

¿En primavera entonces?

- Puede.

¿Por qué eres tan misteriosa?

- Porque me gusta jugar. Soy un poco brujilla.

[Disfruta aquí de las imágenes de la alfombra roja en nuestra fotogalería]

Más Sobre...

Lo más visto

  1. Esta semana, en Lecturas, Kiko, Makoke y sus hijos nos reciben en su casa
  2. Kiko Matamoros: "Me gustaría que mi hija Ana tuviera relación con sus hermanos"
  3. Rocío Flores Carrasco habla claro: "Mi madre ni me va, ni me viene"
  4. El peor momento de Antonio Orozco
  5. El último susto médico de Belén Esteban