Harper Seven cada vez se parece más a su papá

David Beckham, el 'canguro' perfecto

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 8
De paseo con papá

1 / 8De paseo con papá

Harper Seven, de tres años, con su patinete por las calles de Londres.

gtres

Abrochando el abrigo

2 / 8Abrochando el abrigo

David Beckham le abrocha bien el abrigo a Harper. La prenda pertenece a la colección Little Marc Jacobs, que cuesta 184 libras (240 euros).

gtres

David se moja el pulgar

3 / 8David se moja el pulgar

David se ha dado cuenta que su niña tiene alguna cosa en la cara, por lo que se moja el dedo para limpiársela.

gtres

Ven, que te limpio

4 / 8Ven, que te limpio

Ya con el pulgar mojado, David le limpia la carita a Harper.

gtres

Qué bien me lo paso

5 / 8Qué bien me lo paso

Harper Seven, entusiasmada con su patinete por Londres.

gtres

Y, de repente, se puso a llover

6 / 8Y, de repente, se puso a llover

La lluvia, tan habitual en Londres, hizo acto de presencia. Y como no paraba, llegó el momento de volver a casa.

gtres

De nuevo, a casa

7 / 8De nuevo, a casa

David coge la niña en brazos para llevarla al coche y regresar a casa.

gtres

14 de enero de 2015, 11:46

Victoria Beckham puede dedicarse tranquila a sus diseños, que para cuidar a la reina de la casa, Harper Seven, de tres años, su marido David se basta y se sobra. De hecho, le vimos con la niña y su patinete rosa a dar un paseo por las calles de Londres, le puso el casco, también rosa, y se preocupó de abrocharle bien el abrigo, un Little Marc Jacobs de 240 euros, y de quitarle una manchita que la niña tenía en la cara. Lástima que se puso a llover, porque Harper se lo estaba pasando en grande. David decidió entonces que lo mejor era regresar a casa.

 

Nadie puede negarles a los Beckham lo mucho que se ocupan de sus cuatro hijos: Brooklyn (15), Romeo (12), Cruz (9) -el único hijo 'español' de la pareja, ya que nació en Madrid– y Harper Seven (3), pues viajan con ellos a todas partes y es fácil verlos acompañados de uno u otro, o de todos, en sus rutinas diarias. Todos ellos, además, han heredado de sus padres las dos grandes pasiones que les unen: el fútbol y la moda. Brooklyn juega en las categorías inferiores del Arsenal y Romeo ya ha participado en dos campañas de Burberrys.

Loading...