A punto de estrenar serie para Mediaset

Dafne Fernández: "En el amor ya no pido ni que sea guapo"

¿Y tú qué opinas?

Dafne Fernández
Evax

23 de mayo de 2014, 10:46

Acaba de descubrir el Aeroyoga, la firma de la que es imagen, le enseñó que con la nueva Evax, una se puede subir por las alturas e invertirse de pies a cabeza sin que nada se mueva. Porque Dafne Fernández confiesa que para ella es inconcebible la vida sin deporte. Su altura y su espalda lo requieren tanto como su mente la comedia. Está a punto de estrenar una nueva serie para Mediaset, 'El chiringuito', en donde el público descubrirá las dotes de esta actriz con la carcajada. Dice que es mucho más difícil hacer reír que otra cosa y que su empeño por hacer de sus interpretaciones algo perfecto le impiden encontrar el amor. Por amor, su corazón lo deposita en sus perritos.

¿Eres de las que dicen que duermen ocho horas y beben mucho agua o de las que de verdad se machacan en el gimnasio?

Hay que comer sano, dormir esas horas aunque yo nunca las duerma, y beber mucho agua también. Yo me sé la teoría y la práctica… La práctica solo la intento.

¿No cumples entonces con esos mandamientos imposibles?

Lo intento, ¡ya te digo!, porque vivo de mi imagen y porque me gusta verme también bien. Además, así evito dolores de espalda. Soy una chica muy alta, que tiene que tener la musculatura de la espalda fuerte para que no se resienta.

¡Qué disciplina!

Bueno, cuando estoy trabajando o de vacaciones, me olvido un poco. Pero luego recupero los fines de semana. Si una semana no he hecho nada, la siguiente me curro cuatro días.

¿Y la dieta?

No soy de dieta. Me gusta muchísimo comer. No me quiero privar de ese placer de la vida. Soy de comer mucho y comer muy bien.

Y luego de palizas en la cinta...

(risas) Prefiero eso a comer ensaladitas que no me gusten. Mira, que no me quiten la alegría de vivir.

Dafne Fernández, Verónica Blume y Kira Miró
Evax

Además ahora te estrenas en la comedia.

Sí. Se trata de una serie muy loca, muy divertida y estéticamente, también muy bella. Además, tiene un puntito emocional que oye, hasta hace saltar alguna lagrimita.

¿Y tu personaje?

Mi personaje es una pasada. La voy conociendo cada día más y me encanta. Es una chica normal y corriente, no te vayas a creer, pero con mucho encanto. Es una cocinera que no se ha enamorado nunca, que no ha tenido vida social, de hecho, que no sabe lo que es eso y que en la serie va a in crescendo tanto personal como profesionalmente, y hasta posiblemente se enamore.

¿Eres la protagonista?

Somos siete personajes fijos cada uno con sus tramas. Se podría decir que sí, que somos siete protagonistas.

¿Te gusta esta nueva faceta tuya?

Tenía mucho mono de comedia. Lo que más me gusta en reirme y nunca lo había hecho en pantalla. Había hecho alguna cosita en internet, en teatro, pero en una serie, nunca y me siento muy cómoda. Requiere más esfuerzo, porque la comedia es más difícil que el drama, pero encantada.

¿Y cocinas?

Sí. El publico me verá cocinar. He dado mis clasecitas y todo. Siempre me ha gustado guisar, mezclar sabores, experimentar, pero no tenía la técnica y me ha venido muy bien porque yo soy mucho de probarlo todo. De aprender. De vivir todo lo que me surja y así poder decidir. No me limito a la hora de hacer un plan, un plato, un viaje. Me gusta hacerlo todo.

¿En el amor también?

¿En el amor? A ver qué te digo sin decir…

Puedes hablar con tranquilidad...

(Risas) El amor lo tengo ahora mismo con mis perros.

Pero eso es muy triste, suena a señora mayor y abandonada...

¿Sí? Yo es que soy un poco señorona a veces. También es cierto que yo dedico mucho tiempo a mi trabajo. Que me obsesiona un poco porque quiero hacerlo lo mejor posible.

Pero hay tiempo para todo, ¿no?

Es que el amor tiene que venirte.

¿Cómo tendría que ser ese amor?

Yo ya no pido que sea ni guapo… Quiero tener un compañero de vida, alguien de quien pueda aprender, que cuente lo que me cuente siempre me sorprenda, que me escuche, que sea compañero, que me quiera…

¿Un amor sin condiciones como el de los perritos?

Amor sin condiciones, eso es. Amor puro. Que da igual lo que pase, pero que cuando se levante me de un beso.

¿Estás de vueltas con el amor? Suena a desencantada…

Qué va. Si yo no busco nada. Yo vivo y seguramente que aparecerá esa persona. O no. Yo estoy abierta al amor. Solo que no quiero un hombre que caiga en la rutina, me gustaría que fuera divertido, creativo, que le guste leer, que siempre quiera saber cosas nuevas.

No pides tú ni nada…

Pues a lo mejor está ahí fuera.

Esperándote...