¿Qué ha hecho la cantante para perder más de veinte kilos en apenas unos meses?

¿Cómo ha adelgazado Christina Aguilera?

¿Y tú qué opinas?

Christina Aguilera

3 de junio de 2013, 13:17

El divorcio tuvo consecuencias nefastas en la silueta de Christina Aguilera: ganó más de veinte kilos. La ruptura del matrimonio con el ejecutivo de marketing musical Jordan Bramstan en 2010 abocó a Xtina a una espiral de porciones de pizza, grandes cantidades de alcohol y una vida un poco desenfrenada con el que aún es su pareja, el asistente de producción Matthew Rutler (32).

Christina ha cerrado para siempre ese orondo capítulo de su vida. Hace unas semanas, en los Billboard Awards, estrenó una esbelta silueta fruto de un intensísimo trabajo tanto en el gimnasio como en la cocina. Los resultados saltan a la vista: comparen su imagen con la de los American Music de noviembre pasado.

Este no es la primera vez que Xtina ha tenido que sacarse veinte kilos de encima. También el embarazo dejó en su cuerpo secuelas que la hicieron horrorizarse al comprobar el número en la báscula.

Un intenso trabajo en el gimnasio

Christina visita el gimnasio cinco veces a la semana. Camina entre 10 y 20 minutos sobre la cinta y añade entre 10 y 15 minutos de carrera suave. Con los músculos calentados llega el momento de tonificar los tríceps y los bíceps con mancuernas de entre 2 y 9 kilos. Importancia especial se da a los abdominales, que tanto suelen lucir las divas del pop en sus videoclips: ¡entre 350 y 500 repeticiones!

La nueva cocina de Christina

Pasemos a la cocina de su mansión de 11.000 metros cuadros y 10 millones de dólares de Beverly Hills. De aquí salen las 1.800 calorías que ingiere cada día la diva, divididas en tres comidas y dos snacks. Cualquiera que haya hecho dieta sabrá que esas calorías está a años luz de pasar hambre. No son raros los regímes de 1.500 o 1.000 calorías. La clave de su alimentación es muy popular entre las estrellas: eliminar por completo todo lo ‘blanco’: harinas, azúcares y arroces.

Christina es una fanática de las alitas de pollo, los nachos, el chili, las patatas fritas y las galletas Oreo. La parte que nos fascina de la dieta Aguilera es que se permite un festival de todos estos maléficos alimentos antes de salir al escenario, pues cantando y bailando quema gasta 2.000 y 4.000 calorías. Vamos, que lo quema todo.