Nuevo 'belenazo'

Belén estalla: "Toño quiso vender mi muerte"

La de San Blas responde así a Toño Sanchís con respecto a sus comentarios sobre Andrea

Belén Esteban en 'Deluxe'

Más Sobre...

La ruptura de Belén y Toño

18 de diciembre de 2015, 23:13

El comentario que habría hecho Toño Sanchís el pasado mes de febrero en una reunión informal en Telecinco ha hecho explotar a Belén Esteban. Según reveló Kiko Hernández, Toño habría dicho: "Si la hija sale tan habladora como la madre, tengo la jubilación asegurada". Que Toño haya puesto a Andrea Janeiro, de 16 años, en el escaparate mediático, no ha gustado en absoluto a Belén Esteban: "Mi hija no tiene precio". De modo que este viernes se ha sentado en 'Sálvame Deluxe', no para hablar del tema financiero, pero sí para poner en su sitio al que fuera su representante.

"Ya me preocuparé yo de que mi hija no se dedique a esto. Pero os contaré una cosa. Cuando salgo de 'GH VIP' Toño quería que me comiera a Matamoros, a Mila y a Jorge Javier. Él en el coche, tacatá y tacatá... Yo veía a Mila tan nerviosa... Sé que hice cosas mal. Y salgo y Toño me monta un pollo, porque me dice: "¡vaya mierda de entrevista has dado!". Y me dice que ha pedido la cabeza de Alberto, el director del 'Deluxe', a Adrián y a Óscar [directores de La Fábrica de la Tele], por una información que, me dice Toño, que se ha la inventado Kiko Hernández y que Alberto lo ha cebado toda la noche para hacerme daño. Cuando hablo con Adrián y con Óscar, les pido perdón por Toño. Sé que Alberto lo pasó muy mal, pero se lo debía. Y venía Toño aquí y Alberto no le miraba a la cara... ¡Qué razón tenías, Alberto!"

Belén anunció demandas contra Toño y Lorena. "Lorena me ha tomado el pelo y dije que si me fallaba, lo iba a contar. Y Lorena, me has fallado. Por eso voy a contar todo lo que pasó en la reunión que tuve con ella".

Relacionado con esta noticia

Belén Esteban en 'Deluxe'

¿Cuándo empiezas a sospechar que algo no va bien en tu economía?

-Hay dos personas de nuestro entorno que me decían "tienes que ver tus facturas". Y me pongo a pensar y le lo digo a Miguel. Quiero buscar a una gestoria aparte porque la de antes son muy amigos de Toño. En julio empiezo a mosquearme. Le dije a Toño que me iba a buscar una gestoria y a Toño le sentó muy mal. Mi hermano Cuqui se ocupaba de los papeles míos y todo estaba perfecto. Cuando yo me encuentro mejor, ya lo pongo todo a mi nombre. Toño me dice que se va a filtrar. Y yo digo, ¡pero si lo de Hacienda lo sabe toda España! En agosto hablamos y ya no era como antes, él me esquivaba, no quería hablar del tema. En septiembre voy a una gestoría y digo que quiero una auditoría. Empiezo a pedir documentación y no me dan nada. Llamo a Toño y hay la primera reunión. Toño me dice que no sabe nada y yo le creo, pero mi gestora, después, me advierte: "No te creas nada".

Un buen día, descubre que Toño le cobra el 30 por ciento de comisión por llevarle sus asuntos, Belén llama a la oficina y habla con la secretaria. Esta, creyendo que el teléfono estaba colgado, dice en voz alta: "Pero esta qué se cree, Toño le cobra el 30 porque ha dejado a sus hijos para cuidar de la suya". Y Belén lo oye. "Toño nunca ha cuidado a mi hija. La ha llevado a conciertos, pero con su madre. ¿Qué ha sido como un padre? Ha sido muy importante, pero el fin de semana ha estado en su casa y no conmigo. Es que ahora estoy oyendo que ha dicho que ha sido el padre de Andrea".

"Yo no quiero destruirle la vida a Toño. Nunca haría eso a nadie. Pero hay unas irregularidades, una mala gestión, muy pésima para mí y muy buena para él. Yo ya sé lo que me debe. Nueve años trabajados de mi vida".

"Empiezo a pedirle papeles y me envían facturas de Leroy Merlin, que no he ido en mi vida, facturas de una piscina, que la mía ya llevaba seis años hecha... no eran facturas mías. Y también me enviaron papeles que no eran míos, eso es protección de datos. Él decía que Miguel me estaba malmetiendo, pero eso lo decía para desvíar la atención. Primero fue Miguel, luego mis hermanos. Ellos me han pedido muchas veces y soy su hermana y se lo he dado".

"Los papeles no llegan y, de repente, me voy a Londres. Estoy en H&M y yo estoy en la tienda y llamo a Toño y le pregunto por las facturas de 'Más que baile', me dice que está todo pagadísimo, pero mi gestora me dice que no. Llamo a Amparo, secretaria de Toño y amiga intima de Lorena. y le digo que hay pendientes cinco facturas. Luego de cinco, eran siete y después, fueron diez. A todo esto, me entero que a Antonio Rossi le dice: "Ese dinero que tengo de Belén se lo tengo guardado porque me lo pidió ella". Pero eso no es así. Si a mí me pasa algo, qué, ¡si se lo puso a su nombre!".

Belén Esteban en 'Deluxe'

"Yo ganaba un dinero al mes. Toño me daba un dinero. Voy a poner un ejemplo, porque no me dejan dar cantidades, si yo ganaba un 100, Toño me daba un 20, el otro 80 no sé dónde está. Y de ese 20 que me daba, yo pagaba mi hipoteca y cuando estaba malita también me pagaba 'eso'. Toño nunca me dio dinero para 'eso'. Me han prohibido decir cuánto me dabas... Un amigo ni estafa ni engaña. Toño me dijo que estaba harto de que yo agradeciera a mis jefes que me llevaran al médico, porque dice que quien me llevó al médico fue él".

En la última reunión, Toño le reprochó que donara el premio de 'GH VIP' "sin pedirle permiso". "Me dijo que quién soy yo para donar el premio. ¡Pues la que ha estado 75 días en la casa! Siempre he sabido que Toño era un pesetas. Eso no es malo. Cuando nos fuimos, Lorena nos dijo que ha había habido una gestión muy mala y que todose iba a arreglar. Esto fue hace un mes".

"Cuando estuve malita tenía un contrato con una compañía de móviles, pero yo lo quería rescindir porque me quería recuperar. Y me envían una rescinsión sin firmar. Dice Toño que le estamos hundiendo la vida. No. Se la está hundiendo él. Si a mí me dice: "Mira, hemos hecho las cosas mal, dame tiempo", yo se lo hubiera dado", explicó Belén.

Un día Lorena, destrozada, se reune con Belén. "Yo estuve muy preocupada cuando se 'intoxicó' con Frenadol. Yo me creí a Lorena, porque ella estaba temblando. Me dijo que sus padres son capaces de vender su casa para pagarme lo que me deben. A mí se me cayó el mundo encima. Yo quiero lo mío, pero no quiero que unas personas mayores se queden sin su casa. ¿Es mentira, Lorena, lo que estoy contando? Pero Lorena no me ha mandado lo que falta".

"Para mí Toño ha sido una parte tan importante en mi vida, que sueño con lo que está pasando. Claro que se ha portado muy bien conmigo y con mi hija, pero si ha estado conmigo por interés... ¿era necesario esto? lo tenía todo conmigo... Cuando él vino a hablar de mi problema, yo no quería que viniera, pero me dijo que no le habían pagado. Y he visto la factura. Yo quiero que todo esto me lo digas a la cara. Antes me convencías, porque yo me dejaba. Pero hoy me siento aquí porque sé lo que eres de pesetas, pero este dinero de hoy no te lo vas a llevar. Te llevarás la comisión de este mes, pero en enero soy libre. Pero ven aquí, ¿qué ha pasado? Hay una cosa muy mala, la avaricia, eso le ha corrompido. Toño, vente al 'Deluxe' y como digas una mentira me vengo al plató con el pijama y la coleta".

"Sabes lo que más me duele? Que donde yo estuve metida, creo que él no quería que saliera. Yo salí de allí sola. Y puedo con esto y con todo lo que venga", dijo Belén. "Mi madre y mis hermanos lo sabían, pero se callaban porque para mí Toño era Dios".

Belén reveló que su exmarido, Fran Álvarez, con el que tuvo unas broncas enormes, "resulta que eran cosas de Toño, no de Fran. Era Toño el que hablaba con Aurelio Manzano y yo echándole la culpa a Fran... Una de las veces dijo Aurelio que yo cojo a Fran, le pego y le rompo la camiseta. ¡Y yo creyendo que era Fran el que lo había contado y había sido Toño!"

Con la voz rota, Belén escuchó una llamada de alguien y, dirigiéndose a la cámara, dijo: "Toño, eres un sinvergüenza. Mala persona. Eres ruin. La persona que me lo ha contado es un abogado importante de este país. Quiero que lo escuche España. Y a mi familia, que esté tranquila, que estoy bien".

María Patiño explicó: "En un momento en el que Belén estaba enferma, le pone precio a la muerte de Belén Esteban". Y Belén añadió:"La frase que dijo Toño fue: "No te preocupes, si pasa eso, venderemos el entierro"". Esta persona está dispuesta a testificar. "Con una niña pequeña que tenía entonces yo. Pero aquí estoy, sana y con un par de cojones. Ni a tu mayor enemigo se le desea eso. Si es mentira, ¡entra por teléfono! Pero aquí está Belén Esteban, que voy a luchar por lo que es mío a muerte. Yo no te deseo eso, porque te he querido y porque hay cuatro criaturas", dijo Belén.

Y ya, más tranquila, Belén afirmó: "Pues ahora me voy a casar con Miguel y me voy a quedar embarazada. Y cuando salga del hospital, lo haré con mi niña mayor y el bebé en los brazos".

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...