Envuelto en la polémica

Así es la vida actual de José María Cano: en Londres y con un nuevo negocio 'millonario'

El compositor se encuentra alejado de la música y centrado en la pintura, una pasión que le está reportando muchos beneficios económicos

José María Cano

Más Sobre...

Cantantes famosos

6 de noviembre de 2017, 15:04

La aparición de su nombre en el caso conocido como Paradise Papers -algo parecido a los papeles de Panamá que tanto revuelo generaron- ha hecho que José María Cano vuelva a estar de actualidad. El exintegrante de Mecano, lleva años retirado del foco mediático, alejado de la música y dedicado a lo que es, actualmente, su pasión: la pintura. Un oficio al que se entrega en cuerpo y alma y que también le ha reportado sustanciosos beneficios. En los últimos años, sus obras han multiplicado su valor de forma exponencial.

Relacionado con esta noticia

El éxito de Mecano hizo que tuviese que dejar la pintura aparcada. No tenía tiempo ni lugar para desarrollar la pasión que siempre había sentido, no solo como autor sino también como coleccionista. Sin duda, José María Cano es un hombre casi renacentista. Todas las artes se le dan bien. Si con la música consiguió llegar a lo más alto, parece que con la pintura lleva el mismo camino. Sus obras se cotizan al alza y se revalorizan a un ritmo frenético.

Cano, instalado en Londres en una exclusiva propiedad en Holland Park, tal y como explica El País, lleva una década centrado en la pintura. Según la web Artfacts, especializada en el tema, ha participado en 37 muestras, de las cuales la mayoría ha sido en solitario. Su obra ha recorrido medio mundo y figura en los muros de la Fundación Picasso de Málaga, al lado de genios como Goya o, claro, el propio Picasso y también del Senado. Ahí es nada.

Según publica El País, en 2013 se vendió una de sus obras en Sotheby's por 81.000 dólares -casi 70.000 euros-, mientras que el pasado mes de abril, la sede de la casa de subastas en Hong Kong vendió su retrato del magnate chino Jack Ma por 414.000 dólares -poco más de 350.000 euros-. En cinco años, los precios de las obras de Cano se han disparado. Incluso el propio Antonio Banderas pujó por uno de sus cuadros en la última gala Starlite.

Con esta demanda, es lógico que el músico no se planteé una vuelta a los escenarios. De hecho, Cano se ha centrado en exportar su faceta como pintor en aquellos mercados donde Mecano no fue tan conocido. Así, para los coleccionistas queda como José María Cano, el pintor, y no como José María Cano, el músico. Una táctica que, a juzgar por los resultados, le ha funcionado a las mil maravillas.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...