No le comparen con otro actor... y otras pistas

10 trucos para seducir al 'niño' Jesús Castro

¿Y tú qué opinas?

Jesús Castro
Gtres

11 de septiembre de 2014, 09:44

Por EL HOMBRE CONFUSO

 

¿Quién no ha hablado de Jesús Castro durante las últimas semanas? Ya saben, el protagonista de la película 'El Niño', el chico de ojos azules que ha conseguido encandilar al mundo. Bueno, tal vez al mundo no, pero denle tiempo. Jesús Castro es un recién llegado. Su magnetismo personal -y su belleza arrebatadora- conquistaron a las directoras de casting de la película y se quitó de encima a 3.000 candidatos de un plumazo. Y eso que él se presentó por saltarse dos horas de clase del módulo de electrónica que estaba estudiando. Ahora es una estrella y, como tal, no para de dar entrevistas y hacer posados. Y todos estamos muy contentos, la verdad. Pero, ¿Jesús tiene novia? ¿Hay alguien que le haya robado el corazón y no se atreva a soltarlo? Pues si hacemos casos a las últimas imágenes del actor, parece que sí, ¡pero que eso no las detenga! ¿Les gustaría convertirse en las novias del actor de moda? ¿Quisieran llevarse a casa esos brillantes ojos azules para ser la envidia del vecindario? ¡No se preocupen! En Lecturas les damos 10 consejos para seducir a este guapísimo actor. Porque nosotros también somos del #TeamJesúsCastro

 

1. Acudan al casting de su próxima película, a poder ser, para acompañar a una amiga. Jesús Castro llegó al cine por casualidad. Un buen día, estaba el joven en clase cuando vio que sus compañeros tenían un permiso para acudir a un casting. No se lo pensó dos veces y fue, pero al ver la enorme cola que había para hacer la prueba, se dio media vuelta dispuesto a ir. Entonces, una de las responsables del casting le frenó y le dijo que hiciera la prueba. Ahora, es una estrella. Tomen nota y hagan lo mismo. Vayan al casting de su próxima película, pero que parezca pura casualidad. Tropiecen con el actor y dejen caer algunos libros, el bolso o unos cuantos folios donde llevarán anotado su número de teléfono. Puede surgir el amor.

 

2. Visiten Vejer de la Frontera. Jesús Castro es un apasionado de su pueblo, Vejer de la Frontera, en Cádiz. Cójanse un fin de semana libre y vayan a visitarlo. No pregunten demasiado por el actor, ya que deben estar cansados de tantos curiosos, pero averigüen donde está su casa, traten de entablar amistad con alguno de sus conocidos y, si pueden, intimen con su madre. Háganlo sutilmente, claro, no queremos que nadie recele. Si se ganan a la suegra, se habrán ganado a su futuro prometido.

 

3. Sean trabajadoras, o al menos, disimúlenlo. Antes de embarcarse en el rodaje de 'El Niño', Jesús era un joven que no paraba de trabajar. Además de estudiar el módulo de electricidad, también hacía pequeñas chapuzas como electricista, trabajaba de camarero, de relaciones públicas de discotecas, de albañil y en los ratos libros, ayudaba a su padre en el negocio familiar, una cafetería. De ahí la fama de churrero que le acompaña a día de hoy. Como ven, para estar a la altura del joven, hay que trabajar, y mucho. Pónganse las pilas y encuentren varios empleos, aunque viendo como está el panorama nacional, más vale que se dediquen al voluntariado. Y si, de paso, aprenden algo de electricidad, mejor.

 

4. No le comparen con ningún actor, ¡nunca! Jesús Castro es Jesús Castro. Ni Rubén Cortada, ni Miguel Ángel Silvestre, ni Steve McQueen, ni Paul Newman. Al actor no le gusta que le comparen con nadie, aunque dice admirarles a todos y respetarles. Y lo entendemos. ¡Qué manía con buscar a los antiguos ídolos en los nuevos actores! ¿Ahora todos van a ser Paul Newman por tener los ojos azules? Ustedes quiéranle por lo que es y no hablen de nadie más. Ya pueden ir tirando a la basura todas las fotos de Rubén Cortada que han ido recortando desde el estreno de 'El Príncipe'.

 

5. Derrítanse con sus ojos azules, pero que no se note. Jesús Castro todavía sigue siendo ese chaval que pasaba las mañanas en el instituto y salía los fines de semana con sus amigos. No ha asumido su nueva concepción de sex symbol, así que no le atosiguen. No le digan lo guapo que es, lo atractivo que les parece y las ganas que tienen de arrancarle la... Bueno, que no le doren la píldora, que acabarán perdiendo todos los puntos que han ganado. Sean consecuentes.

 

6. Apréndanse la alineación del Cádiz, su nuevo club de fútbol favorito. Ni actor, ni modelo, ni nada, lo que de verdad quería ser Jesús Castro es futbolista. El joven trataba de llamar la atención de los ojeadores del Cádiz club de fútbol cuando acudían a verle jugar en el equipo de Vejer, pero no tuvo demasiada suerte. Aun así, el fútbol continúa en su corazón. Apréndanse la alineación del Cadiz y descubran cuáles son sus jugadores favoritos. No hay nada como compartir aficiones.

 

7. Sáquense el carné de conducir. Jesús Castro pertenece a este selecto club de jóvenes que no viven en Madrid ni Barcelona y que no tienen carné de conducir. ¿Cómo haría para ir a la playa o para salir los fines de semana? No lo sabemos, pero durante el rodaje de la película 'El Niño' le dejaron conducir igualmente. Piensen que una novia con coche propio le solucionaría la vida. Si tienen carné de conducir, tan solo tendrán que buscar el vehículo adecuado, pero si no tienen, más vale que se apunten a la autoescuela y empiecen a estudiar. Hay que estar preparada para todo.

 

8. Hagan deporte, aunque sin pasarse. Que Jesús Castro hace deporte, es evidente. Tan solo hay que fijarse en su físico. Pero para el rodaje de la película tuvo que intensificar sus entrenamientos, ya que quería protagonizar sus propias escenas de acción. “Antes de la peli fuimos al gimnasio. Sobre todo el tema brazos y espalda para los saltos con la lancha y la moto de agua. Al principio la cogía una hora y me temblaban los brazos. Nos hemos machacado lo justo para la peli”, ha declarado el actor. Pónganse en forma, hagan ejercicio, pero nada de llegar al culturismo.

 

9. Ni se les ocurra mirar otros churros que no sean los suyos. Entre las múltiples cualidades de Jesús Castro está la de hacer churros. Seguramente también haría muchas otras cosas en la cafetería de su padre, pero ser churrero tiene algo especial. Nos lo imaginamos con su uniforme, sudando por el calor del aceite y apretando con fuerza la máquina de los churros. Qué calor, ¿no? Preparen café con leche o chocolate caliente, dependiendo de la época del año, y pídanle que haga churros. Díganle que nunca han comido unos churros como los suyos. Verán como funciona.

 

10. Dejen los celos en casa, será lo mejor. Salir con un sex symbol es un deporte de riesgo. Piensen que todas las mujeres y muchos hombres van a querer acercase a él para pedirle autógrafos, declararle su admiración y sí, tratar de seducirle como habrán hecho ustedes previamente. Dejen los celos en casa y confíen en su relación. Por mucho que nos haya vendido una imagen de tipo duro gracias al cine, se nota que es un buenazo. ¡Si es que este chico lo tiene todo!

 

 

Más Sobre...
Temas Relacionados

Lo más visto

  1. "Bárbara y Adara se metieron en un bucle demasiado espeso y me empezaron a hartar un poquito"
  2. ¿Quieres saber a qué famosa te pareces?
  3. El cambio radical de Kate Moss
  4. Primeras imágenes y mensaje incendiario de Alba Carrillo desde Laponia
  5. ¿Qué ha pasado para que Beatriz Luengo esté llorando como una Magdalena?