La vida del clan Mohedano se ha convertido en un auténtico caos. La reaparición de Rocío Carrasco en Sálvame hablando de los escritos secretos que encontró de Rocío Jurado meses después de su fallecimiento, ha provocado que la la familia de la más grande se encuentre en el foco mediático. En el nombre de Rocío aterriza en Mediaset próximamente y dos son las personas que se encuentran señaladas: Amador Mohedano y José Ortega Cano. La madre de Rocío Flores está dispuesta a hablar alto y claro de esos papeles y ha lanzado una advertencia: "No es una docuserie que se vaya a hacer, ni se está haciendo desde el rencor, desde el resentimiento, la venganza o la maldad. Se está preparando desde la verdad, que en eso sí que me han educado", confesaba Rocío Carrasco recientemente en plató. Y, ahora, su tío y el que fuera marido de su madre se han visto envueltos en una nueva polémica.

Artículo relacionado

Muchas son las informaciones que habría confirmado que Amador Mohedano y Ortega Cano se habrían puesto en contacto para hablar del tsunami mediático que se les avecina con el inminente estreno del documental. Unos rumores totalmente desmentidos por el exmarido de Rosa Benito: "A mí no me habléis de nada", ha respondido ante los medios y manteniendo una actitud prudente ante este conflicto. No hay contacto que valga. ¡DÁLE AL PLAY y entérate del pacto de no agresión que existe entre los cuñados!

Amador Mohedano se encuentra en pleno proceso de recuperación tras haber estado ingresado e intervenido a consecuencia de una hemorragia digestiva. Aunque, tal y como se puede apreciar, se encuentra cada día mejor. Arropado por sus hijos, por su hermana Gloria y por Jacqueline, el padre de Rosario Mohedano quiere olvidar lo antes posible este susto de salud que ha mantenido en vilo a los suyos.

Artículo relacionado

Ortega Cano, por su parte, se ha refugiado en su familia. Ana María Aldón se ha convertido en uno de sus pilares más importantes y, al igual que Gloria Camila, se ha anticipado al estreno de 'En el nombre de Rocío' y ha decidido tomar medidas cautelares al respecto. Rocío Carrasco se encuentra de lo más tranquila y con ganas de que llegue el día de la verdad.