Tom Brusse ha tenido un pequeño 'accidente' en 'Supervivientes' y se ha mostrado al mundo al natural. El superviviente se ha enfrentado a la Mesa de las Tentaciones del reality y su tentación era estar una semana entera solo con un taparrabos a cambio de un bocata de carne XXL u, ojo, una llamada a Sandra Pica, la que él cree aún es su novia.

Artículo relacionado

El francés ha aceptado el reto y se ha puesto en directo su hoja de parra pero no sin algún que otro problema y es que ha acabado enseñado más de la cuenta -prácticamente todas sus partes nobles- en directo mientras intentaba hacer un streptease. Tal ha sido el atrevimiento que finalmente la organización de 'Supervivientes' le ha dado ambos premios.

Un premio que puede estar envenenado para Tom Brusse y es que en su llamada en directo a Sandra Pica puede conocer el estado real de su relación. La catalana no terminó de dejarle claro en qué punto está su relación y él está convencido de que siguen juntos cuando nada más lejos de la realidad.

Tom Brusse
Telecinco

Tom Brusse está a punto de descubrir que Sandra Pica está haciendo su vida y no tiene intención alguna en volver con él y seguir con su noviazgo. Una llamada que puede suponer un auténtico mazazo para el francés o, por el contrario, una inyección de fuerza de cara a la recta final del reality. Siempre le quedará su bocata de rosbif para paliar la pena y recuperar energías a tan pocas semanas de la final.