Es, sin duda, un cumpleaños como nunca hubiese imaginado. Terelu Campos llega a los 55 sin demasiadas celebraciones, debido al complicado momento que vivimos, pero con una tranquilidad que hacía tiempo que no tenía. La hija de María Teresa Campos pasa por una etapa de estabilidad profesional, tranquilidad personal y aceptación de todo lo que el destino le ha puesto por el camino. Guerrera y luchadora, Terelu tan solo le pide a este año que le empieza mucha salud para los suyos y que su amiga y compañera Mila Ximénez salga reforzada del proceso que acaba de iniciar para superar el cáncer. Dos propósitos que ha visto completados con una felicitación de su hija Alejandra que ha hecho que a todos se nos salte una lagrimita...

Artículo relacionado

Se le nota a la legua a Terelu Campos que pasa por un momento de tranquilidad personal. La colaboradora ha estrenado nueva figura tras el confinamiento y cada día se muestra más segura y feliz con la vida que lleva. Asentada en su puesto en 'Viva la vida', Terelu incluso se ha reencontrado con sus excompañeros de 'Sálvame' y ha regresado a su anterior productora tras su marcha. Un síntoma de que todo ha ido encontrando su hueco y que su vuelta al programa de las tardes está, como asegura el propio Jorge Javier, más cerca que nunca. Y en esta etapa de paz, la hija de María Teresa Campos cumple 55 años.

Terelu no ha previsto, como en otras ocasiones, una celebración por todo lo alto, ya que no es el momento para hacerlo, pero sí ha querido compartir con todos la preciosa felicitación que le ha elaborado su hija Alejandra. Un recuerdo con imágenes de ambas juntas que ha hecho que la presentadora no pueda evitar emocionarse. Y es que la familia es algo muy importante, tanto para Terelu como para las Campos. Ver a su madre feliz y trabajando ha hecho que la colaboradora empiece este nuevo año con fuerza.

Estabilidad y un futuro prometedor

“Madre mía, ¿qué has hecho?”. Estas fueron las palabras que se dijo Terelu Campos en cuanto abandonó su puesto en 'Sálvame'. La colaboradora no tenía ningún respaldo económico y había tomado una decisión arriesgada. Lo que no imaginaba era que el futuro no le iba a ir nada mal. Centrada en su familia, en su trabajo y en cuidar de sus amistades, Terelu ha encontrado la paz que necesitaba para emprender nuevos retos. No son momentos fáciles pero está claro que, poco a poco, ha ido asentándose y asumiendo todos los proyectos que han ido llegando.

La colaboradora llega a los 55 mejor que nunca y con el apoyo de los suyos. Seguro que este cumpleaños no lo va a olvidar nunca. ¡Muchas felicidades!