Belén Esteban y Anabel Pantoja siempre han presumido de tener una magnífica amistad. De hecho, la de Paracuellos era el único miembro de 'Sálvame' invitado a la boda de la sobrina de Isabel Pantoja pero algo habría pasado entre ellas que ha puesto sobre las cuerdas esta relación tan idílica.

La vuelta de Anabel Pantoja a 'Sálvame' ha sido de todo menos tranquila. Una conexión en directo con Belén Esteban este martes, de baja tras sufrir una aparatosa caída en casa, ha puesto de manifiesto que su amistad con Anabel se encuentra en horas bajas. Era Jorge Javier Vázquez quien evidenciaba que algo pasaba entre ellas al notar "caras raras".

Artículo relacionado

Belén Esteban y Anabel

Conexión en directo con Belén Esteban desde 'Sálvame'

Telecinco

"Lo que me haya pasado con Anabel es personal y lo hablaré con ella, no voy a hablar de mis problemas con una amiga en televisión", declaraba Belén dejando entrever que efectivamente hay un distanciamiento entre ellas. La sobrina de Isabel Pantoja no podía evitar emocionarse y dejaba claro que por su parte no existía ningún inconveniente con su compañera: "Lo primero que quería al venir a Madrid era verla. No puedo estar decepcionada con ella, al contrario, le quiero mucho", admitía Anabel con la voz entrecortada.

Ante la emoción de su amiga, Belén ha reconocido que hubo algo que hizo Anabel que a ella no le gustó pero ha querido restarle importancia a su malestar: "todas las amistades pasan por altibajos", admitía con una sonrisa a la vez que reiteraba todo el cariño que la tiene y que no le cabe duda que pronto lo solucionarán. "Como me he equivocado, tiene ella que tener su tiempo y sus cosas", sentenciaba Pantoja.

Anabel Pantoja

Anabel Pantoja en el plató de 'Sálvame'

Telecinco

Aunque la Esteban ha preferido no dar detalles, era Jorge Javier Vázquez quien daba un paso más allá y dejaba entrever que se trataba de un tema laboral: "Creo que tiene que ver con un proyecto profesional de Belén", unas declaraciones que provocaban un silencio atronador en el plató y a lo que Belén respondió: "Es una cosa suya y mía".