Aunque el reality de ‘Supervivientes’ está en Honduras, en el plató se vive un reality paralelo. Los colaboradores ríen, discuten, lloran…Y fue precisamente la tristeza lo que llevó a las lágrimas a Oriana. Y no era precisamente por el abandono de Violeta, su amiga. Frío, frío…

Artículo relacionado

Al ver a Oriana triste y muy pendiente del teléfono móvil, Carlos Sobera no tuvo reparos en interrumpir el programa para preguntar a la extronista qué le ocurría. “¿Qué está pasando?”, dijo dirigiéndose a Oriana. En un primer momento, no quiso contar qué le ocurría… ¡y al final acabó confesando!

Todo se debía al amor o más bien a un trabalenguas. “Luis, un exnovio con el que me llevo bien, me ha dicho que mi exnovio más reciente le ha dicho a su exnovia que vayan a cenar”, contó Oriana antes de derrumbarse y arrancar a llorar muerta de celos.