Supervivientes 2020 llega a su final y todos los concursantes que han pasado por el concurso coinciden en lo mismo, es un aprendizaje brutal que te cambia la vida. ¡Y el cuerpo! Semana tras semanas hemos ido viendo la brutal transformación física que han ido experimentando los supervivientes, y para el recuerdo quedarán el antes y después de Nyno Vargas, Yiya o José Antonio Avilés, que ha perdido más de 20 kilos. Pero en el concurso aún quedan 5 supervivientes, los que más semanas han estado en los Cayos y, recién aterrizados en España, hemos alucinado con su antes y después.

Artículo relacionado

Tantas semanas casi sin comer, sufriendo las inclemencias del tiempo, la dureza de las pruebas, todo lo que hace de este reality el más extremo del mundo. Y esto, sin duda, se nota en los físicos de los participantes que han vivido la experiencia más extrema de sus vidas en estos últimos tres meses.

Barranco y Jorge han dicho adiós a sus músculos y lucen frondosas barbas. Hugo Sierra se ha 'secado' por completo y ahora tiene un abdomen marcadísimo. Rocío Flores presume de una cintura muchísimo más fina y Ana María Aldón es una de las supervivientes que más cambios ha experimentado, y es que no solo ha adelgazado sino que además ha perdido su melena rubia y ahora luce su cabeza rapada. Aunque todo sea dicho, ¡está de lo más rejuvenecida!

Artículo relacionado

¿Quiere saber cómo se encuentran ahora los cinco últimos supervivientes recién aterrizados en España y cómo han cambiado? Dale al play al vídeo y comprueba las transformaciones más radicales de los concursantes de 'Supervivientes 2020'.