La edición más extrema de 'Supervivientes' ya ha llegado a su fin y, con ella, se han terminado todas y cada una de las polémicas que se han creado en los Cayos Cochinos. Ivana Icardi ha sido una de las protagonistas indiscutibles de este año.

Su historia de amor-odio con Hugo Sierra y el intento de acercamiento por parte de Bruno, el hermano del uruguayo, le han mantenido en el ojo del huracán pero, ¿qué pasa con Albert Barranco? Los concursantes vivieron un momento muy 'hot' tras un juego de recompensa y fueron la comidilla de la isla. Tanto dentro como fuera del programa se pensaba que entre ellos había tensión sexual no resulta y, AHORA, han tenido la oportunidad de dar la cara y explicar qué es lo que hay realmente entre ellos.

Artículo relacionado

"Yo quiero dejar claro este tema. Ivana es una chica muy guapa, no siento ni atracción física ni nada. Nos hemos llevado bien desde el primer día. En todo momento he respetado a mi pareja, desde el primer día que la conocí", ha comenzado explicando Albert.

Barranco se convirtió en un refugio muy grande para Ivana tras la ruptura inesperada que Hugo propició. El catalán dio la cara por la argentina al ser consciente de la forma que tuvo el ex de Adara Molinero de terminar su relación y, este acercamiento más la actitud que ambos tuvieron durante un explosivo juego en el que tenían que comer dulce de leche en el cuerpo del otro, levantó todo tipo de reacciones.

Barranco e Ivana

El extronista ha querido rematar su alegato dejando claro que entre ellos no hay absolutamente nada: "También quiero decir que con el hambre que teníamos, hubiera chupado el dulce de leche en el culo de un mono si hubiera hecho falta", ha rematado arrancando la sonrisa de su compañera de concurso.

Jorge Javier Vázquez ha querido echarle un capote y ha asegurado que en Honduras "se pierde cualquier connotación sexual": "Es el hambre lo que os mueve a hacer cosas". En definitiva, entre ellos solo hay una bonita amistad.

Su relación con Carla

Barranco ya ha cumplido un año con su novia, Carla Blanco. El joven está enamoradísimo de su chica y en cada oportunidad que se le ha presentado lo ha gritado a los cuatro vientos. Eso sí, Carla no le ha defendido en plató por un motivo de peso.

"No quiero formar parte de esto es porque NO ME GUSTA LA TELEVISIÓN, ni verla ni mucho menos formar parte de ella. Admiro a la gente que se antepone a ello, porque entiendo que es un oficio igual e respetable que el mío".