Los concursantes de 'Supervivientes 2020' están haciendo frente a un fuerte temporal por el que han tenido ser evacuados de forma inmediataa un lugar seguro. El paso de los días, el mal tiempo y el hambre están provocando los primeros enfrentamientos de la edición. Si Jorge Javier Vázquez le ha tenido que parar los pies a Yiya tras las desafortunadas palabras que ha tenido contra Rocío Flores, entre Elena Rodríguez y Hugo Sierra ha terminado la paz y han desatado la guerra.

La expareja de Adara Molinero y su madre han tenido una cruda discusión y han dejado al descubierto la gran cuenta que tienen pendiente. Elena ha asegurado que el uruguayo le impidió estar junto a su hija en uno de los momentos más importantes de su vida: "Me pidieron, y yo creo que es por él, que no fuera al parto"... Un hecho que la madre de la ganadora de 'GH VIP 7' lo tiene clavado en el corazón a fuego. Cuando parecía que las aguas se habían calmado en la Palapa, Hugo ha tenido que hacer su último acto como Dios de la isla y la decisión que ha tomado afecta directamente a su exsuegra. ¡MUY FUERTE!

Artículo relacionado

Hugo ha decidido dejar a Elena fuera de la prueba de elección de equipo, es decir, la ha mandado directamente al grupo de los siervos sin opción de ser mortal y, posteriormente, la ha nominado. Dos dardazos que sentencian una relación que había empezado con buen pie nada más reencontrarse en Honduras.

hugo y elena pelea

"He elegido a Elena por el encontronazo que hemos tenido. Me ha molestado que diga que lo mío con Ivana está apañado y que ha sido fruto del aburrimiento. Yo ya gané un concurso sin apañarme con nadie", se ha defendido el ganador de 'GH Revolution'.

Elena, por su parte, ha asumido la decisión de Hugo y no ha querido meterse en ningún tipo de berenjenal... Mientras, Adara en plató ha estallado contra la familia de su ex: "No quería entrar pero ya voy a entrar. Si me siguen calentando y provocando vamos a abrir el cajón de mierda, y el grande", le ha dicho la exazafata a Bruno Sierra, su excuñado.

¡La cosa está que arde!