Steisy y Aurah Ruiz viven desde hace meses un auténtico enfrentamiento público. Las dos exconcursantes de Supervivientes coincidieron en su día como pretendientas de Mujeres y hombres y viceversa. Durante su conquista al tronista Ángel Vico se lanzaron más de un dardazo y, desde entonces, siempre han mantenido una gran tensión que aumentó el pasado junio, cuando protagonizaron un desagradable encontronazo en las redes sociales.

Artículo relacionado

Cansada de esta situación, Steisy ha querido zanjar el tema en su canal de Mtmad este martes 20 de octubre. Más sincera que nunca, la joven ha estallado contra Aurah con unas palabras con las que da por finalizada la guerra que mantienen desde hace años. Tras explicar desde donde viene el enfrentamiento, la extronista ha asegurado que lo único que le tiene la canaria es envidia.

“Yo sigo teniendo más seguidores, más me gusta, sigo haciendo mis entrevistas y cobro más por ello. Yo entiendo que todo eso le produzca envidia. Pero debería gestionarlo, porque yo no tengo culpa de que me paguen más. Tú deberías alegrarte por mí y porque a las personas les vaya bien. Tú estás así porque es lo que te has gustado y yo estoy genial porque es lo que yo me he gustado”, ha afirmado muy contundente.

Steisy novio
Mtmad

A pesar de todas las críticas que Aurah ha vertido sobre ellos, Steisy y su novio, Pablo, han asegurado que esto no les afecta: “A nosotros no nos haces daños, nos haces risa, te ves tan patética. Lo único que puedes transmitir es mucha pena. Tú eres la que te dejas a ti misma mal”. Además, ha explicado que no iba a continuar con la guerra. “Te iba a decir de todo, pero después he pensado que no me voy a meter con una persona que está destruida. Porque tienes que estar muy mal, muy amargada para volver con esa clase de persona que según tú ha hecho daño a personas a las que quieres. Dormir con esa persona ya te convierte en un monstruo”, ha sentenciado.

Artículo relacionado

Eso sí, Steisy ha querido contestar a unas amenazas de Aurah, quien llegó a decir que le iba a pegar. "Sabes dónde vivo, aquí estoy, si quieres pegarme, ven. Lo que pasa es que te cagas. Yo he aguantado a una persona dándome palizas durante dos años y a mí la hostia que me vas a dar me haces cosquillas. Me río de ti. ¿Tú crees que es normal ir amenazando a la gente con pegarle? Si tú quieres seguir siendo una chusma, sigue siéndolo. Yo no lo soy”, ha asegurado muy dura.