Después de conocer la recaída de Violeta Mangriñán en la anorexia, Patricia Steisy se ha sumado a este duro relato y se ha querido sincerar con todos sus seguidores sobre una de las etapas más difíciles de su vida. La exsuperviviente reconocía hace unas semanas en 'Sálvame' que su cambio radical de imagen venía a colación de una complicada enfermedad: "Tengo depresión explosiva intermitente", pero esta transformación física y las críticas que ha recibido tras subir de peso le ha hecho revivir la anorexia que padeció siendo adolescente.

Artículo relacionado

Tal y como ella misma ha detallado en su canal de Mtmal, cayó en la anorexia con apenas 18 años: "Fue un cúmulo de cosas, no me veía gorda solo quería ser más delgada", explicaba con mucha naturalidad. "Cuando dejas de comer notas el cambio, tienes unos resultados...eso hace crecer tu ego. Necesitaba llevarme al límite, automaltratarme, para sentirme bien", sentenciaba a la vez que rememoraba este duro episodio de su vida.

Steisy

Ahora, con 29 años, ha conseguido superarlo aunque recuerda con cierto nerviosismo y dolor todo el daño que no solo se provocó a ella misma sino también a su familia: "En un año me quedé en 43 kg, estaba trastornada, me autolesionaba. Me llevaban a mi casa desmayada porque no comía nada".

En su caso, cuando su madre la vio desnuda fue un antes y un después para ella: "Empezó a llorar y chillar de los nervios, era un saco de huesos...Me obligó a ir al médico y este señor fue muy duro conmigo", una escena en la que dicho profesional le puso sobre la mesa que si no volvía a comer tendría que ingresarla de inmediato. Al día siguiente todo cambió, "le pedí a mi madre que me pusiera comida, necesitaba masticar", recordaba.

Artículo relacionado

Steisy antes y después

Finalmente, Steisy ha enviado un mensaje de apoyo y ánimo a todas esas personas que como ella han sufrido o estén sufriendo esta dura enfermedad, un trastorno del que ella es el mejor ejemplo de que sí se sale.