Gema López ya está más que instalada en 'Sálvame' tras sus vacaciones. La periodista volvía hace unos días con las pilas bien cargadas y ganas de darlo todo tras varias semanas de desconexión y en contacto con el mar. Su perfil de Instagram -en el que no ha dejado de compartir posados "salvajes" y al natural- da buena cuenta de lo bien que se lo ha pasado sin escatimar ni preocuparse por nada. Y es que Gema López en sus vacaciones lo da todo y ella misma se ha encargado de contarlo este viernes en 'Sálvame'.

Artículo relacionado

La colaboradora ha comentado con Jorge Javier Vázquez que ella, aunque es muy coqueta y se cuida bastante, no se preocupa para nada por si sube de peso durante sus días de asueto. Lo ha querido dejar claro después de que el presentador confesara que él durante sus vacaciones solía pedir una báscula para controlar el peso.

Gema ha contado entonces que ella se cuida muchísimo durante todo el año pero que en sus descansos no controla para nada su peso, ya que es tan estricta durante el año que se lo puede permitir. La periodista ha comentado que ella "por suerte" se cuida mucho y que se puede permitir engordar los "dos kilos" que ha cogido este verano. Una subida de peso mínima que con la vuelta a la rutina y a los buenos hábitos está más que controlada. Una actitud bastante más positiva que la de Belén Esteban que incluso se ha enfadado con 'Sálvame' por bromear con "kilitos de más" que luce tras volver al trabajo.

Gema López

Verse bien físicamente es una de las grandes preocupaciones de los colaboradores de 'Sálvame' y es habitual que comenten sus dietas y sus retoques. Esta misma semana la propia Gema López ha confesado, en pleno ataque de sinceridad, que se puso en manos de los expertos para realzar sus glúteos aunque no fue todo lo satisfactorio que esperaba. "Me he hecho una radiofrecuencia muy potente que ayuda a generar más colágeno, tensa y reafirma", compartió la periodista.