Belén Esteban, ya instalada en Madrid tras unas inolvidables vacaciones en Tenerife con su marido, Miguel Marcos, se ha reincorporado esta semana a ‘Sálvame’. La tertuliana televisiva se ha reencontrado con sus compañeros y con el presentador, Jorge Javier Vázquez, que en mitad del programa de este miércoles la dejaba desconcertada con una inesperada pregunta: “Belén, ¿estás bien? Que te noto un poco rara esta tarde…”.

Artículo relacionado

La tertuliana aseguraba al presentador que estaba muy bien. “¿Seguro?”, insistía Jorge Javier Vázquez. “Sí, segurísimo”, respondía Belén. A la tertuliana televisiva le entraba una risa nerviosa que interrumpía abandonando el plató. “¡Estoy perfecta!”, exclamaba cuando Jorge Javier, tras ella, vacilándole desde el primer momento, le preguntaba una vez más si de verdad estaba bien.

Belén acababa revelando al presentador que estaba enfadada porque se veía “con unos kilitos de más”. Jorge Javier, con curiosidad, preguntaba a su compañera el motivo. “Porque he comido y estoy gordita, pero estoy perfecta, mi cuerpo va fenomenal”, le contestaba Belén Esteban, que al ver que el presentador quería seguir ahondando en el tema trataba de zanjarlo con rotundidad. “No quiero hablar, Jorge”, decía regresando al plató.

belen esteban en salvame

“Pero estás bien, ¿no?”, se interesaba María Patiño. “¡Estoy fenomenal! ¿No me veis?”, respondía Belén Esteban. “Mamá, estoy bien, no te preocupes”, decía la tertuliana televisiva mirando a cámara. “Hay que decirle que está muy bien, que está muy bien, que es una cosa normal”, añadía Jorge Javier Vázquez. Las palabras del presentador no hacían ninguna gracia a Belén. “No sé a qué cosa os referís”, decía antes de zanjar el tema sobre el motivo de su enfado: “He cogido unos kilos y estoy preocupada porque se me ve en la tele muy… la cara y todo”.

La tertuliana, que ha desconectado al máximo durante las vacaciones, revelaba el martes en su vuelta a ‘Sálvame’ que había engordado 5 kilos 700 gramos durante sus semanas de descanso. "Todo lo tengo aquí, aquí y aquí. Así que estoy muy bien repartida", dijo señalándose los pechos, la zona abdominal y el trasero. Con su risa Belén dejó claro que esos kilos no son un problema. ¡Está estupenda también con ellos!