Cada verano, los colaboradores de 'Sálvame' se enfrentan al mismo y silencioso 'enemigo'. Cuando a alguno de ellos ya les hemos visto relajados, durante un merecidísimo asueto estival, los que quedan en plató se enfrentan a un terremoto del que todos son víctimas, pero también sospechosos del 'delito'. De nuevo, Kiko Hernández, Carlota Corredera, Rafa Mora y el resto de equipo del programa vuelven a las miradas recelosas por descubrir quién es el 'topo' que filtra sus destinos de vacaciones de verano.

Artículo relacionado

El descanso estival de un personaje mediático suele tener la complicación de que no cualquier lugar vale. La tranquilidad y, sobre todo, la intimidad y la discreción son los elementos más valiosos para poder dejar de pensar en las cámaras indiscretas. Sin embargo, aunque pongan todo de su parte por mantener el secretismo, en algunos casos acaba saliendo a la luz. ¡Su gozo en un pozo!

A pesar de todo, los colaboradores del programa de Telecinco, como María Patiño, comprenden perfectamente los riesgos que comporta para su intimidad ir de vacaciones y que te acaben encontrando, porque el trabajo de investigación de los periodistas gráficos acaba dando sus frutos. Si bien es un inconveniente que muchas veces no se puede prever, lo que sospechan que ha vuelto a ocurrir en 'Sálvame' es que hay un 'topo' entre ellos y esa es una deslealtad que no piensan perdonar.

Artículo relacionado

Cortar el tema de raíz. Ese es el objetivo de Kiko Hernández, que este jueves conduce 'Sálvame', y el resto de sus compañeros. De momento, saben que el 'topo' es uno de ellos y se han propuesto estrechar el cerco hasta que 'cante'. ¿Quiénes son los sospechosos? Los nombres que más han sonado son el de Jesús Manuel Ruiz, Antonio Montero y Gustavo González. Y es que sus 'antecedentes' les han puesto en una situación complicada...