Rocío Carrasco está dispuesta a contar toda la verdad. La mujer de Fidel Albiac se ha propuesto desmentir a Antonio David Flores tras todas las mentiras que ha vertido durante los últimos años. La hija de Pedro Carrasco ha dejado en evidencia a su marido hasta en dos ocasiones, la última sobre los rumores de infidelidad que dejó caer cuando conoció a Fidel el verano de 1999, momento en el que ya había decidido cuando divorciarse del padre de sus hijos. Ahora, la madre de Rocío Flores ha confesado la verdad sobre la relación que Rocío Jurado mantenía con Antonio David y no era tan idílica como él creía.

Artículo relacionado

Nada más entrar a Gran Hermano VIP 7 en el año 2019, Antonio David se abrió en canal para hablar sobre Rocío Jurado. El excolaborador de Sálvame soltaba maravillas sobre su suegra, incluso se emocionó en más de una ocasión al recordarla: "La abuela de mis hijos me adoraba y yo también a ella y su abuelo también, el problema es que había demasiada gente. Tenía pasión con mi Rocío, la amaba, era su regalo, su primera nieta. Siempre me decía: 'Te tengo que querer toda la vida, porque me has dado a mi nieta, el apellido de mi mejor amiga, de la que yo más quiero del mundo'"... Unas palabras que Rocío Carrasco se ha encargado de desmentir completamente ya que la más grande sentía de todo menos adoración por su yerno.

“Mi madre le temía como al demonio", ha asegurado Rocío Carrasco desvelando numerosos detalles de la convivencia tan nefasta a la que Rocío Jurado tuvo que hacer frente al lado de Antonio David, ya que el malagueño se negó a salir de la casa de la artista cuando Carrasco le anunció que quería divorciarse: "Mi madre no quería un escándalo y no era capaz de ponerle las maletas en la puerta”, ha seguido sin olvidarse ni un segundo de que su progenitora se tomó unos días libres para ver si Antonio David salía por su propio pie de la vivienda: "Él sabiendo que mi madre ya no está y no le va a abrir nadie la puerta, coge a un fotógrafo y a un notario y se va a la puerta de la Moraleja".

Artículo relacionado

Además, Rocío tiene muy clara la postura que iba a adoptar su exmarido de cara a los medios: "Siempre iba a quedar de víctima. Pobrecito la Jurado no le deja entrar en su casa. Hay un titular en el que dice que si quieren guerra la van a tener. Vuelve a ser una manipulación, vuelve a ser una mentira".