La expectación es máxima ante las nuevas entregas de la serie documental donde Rocío Carrasco ha roto su silencio. El terremoto que está llamado a causar apunta a ser tan potente como los episodios anteriores. Hoy, domingo 4 de abril se emiten los capítulos 4 y 5 de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', y llevan por título 'Muera el amor' y 'A que no te vas'.

En esta nueva entrega se ha tratado el famoso robo en la casa de La Moraleja. Rocío Carrasco abandona las lágrimas que le ha producido hablar de sus hijos y muestra su gesto más duro. Sus palabras, como la espada de Damocles, se clavan en Antonio David Flores a quien ha acusado directamente de ser la persona que se llevó una caja fuerte cuyo contenido también ha desvelado. "El que se lleva una caja fuerte de mi dormitorio de La Moraleja es el padre de los niños. Allí, tenía joyas mías, un anillo que me regaló mi padrino, que mi madre me estuvo guardando hasta que fui mayor de edad. Había un Rolex, había relojes míos, un Cartier, documentos, papeles...".

Artículo relacionado

Esta impactante narración de Rocío Carrasco transcurre en los años de su proceso de divorcio de Antonio David Flores, años también en los que experimentó lo que era el auténtico "terror" por ver materializarse las amenazas de su exmarido, así como el miedo de ver su vida interrumpida por aquel terrible accidente de tráfico que sufrió junto a Fidel Albiac. Fueron años en los que siguió al borde de un abismo al que le había arrastrado el padre de sus hijos David y Rocío Flores, pero también de conocer el amor en el que sigue siendo su mayor apoyo.

Artículo relacionado

Tanto o más interés por conocer al Fidel que conoce Rocío Carrasco, despierta la opinión de la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco sobre sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando, cuya adopción tuvo lugar en aquella etapa de su vida. Una de las mayores tensiones que mantiene Rocío Carrasco, precisamente es con su hermana pequeña.