Rocío Carrasco y Fidel Albiac pusieron tierra de por medio ante la final de 'Supervivientes' que, como todo el mundo sabe ya a estas alturas, ganó Olga Moreno. Olga es la gran rival de la hija de Rocío Jurado, tal y como ella ha contado a lo largo de tres meses en su serie documental 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', y en las últimas semanas como defensora de la audiencia en 'Sálvame'.

Artículo relacionado

Rocío y Fidel se marcharon a Barcelona y todos creímos que iría a ver a Jorge Javier Vázquez, que esa misma noche estrenaba en el teatro Tívoli de la capital catalana su obra 'Desmontando a Séneca'. Lo cierto, sin embargo, es que el matrimonio pasó de largo de la ciudad y puso destino hacia la Costa Brava, concretamente hacia Begur, donde estuvieron disfrutando de la cala Sa Tuna, y posterioremente, fueron a Calella de Palafrugell, donde desde hace 21 años se celebra el festival de Cap Roig. Según informó 'Socialité', el matrimonio ha viajado a Catalunya acompañados de los padres de Fidel Albiac.

Pablo López fue el encargado de abrir el festival y Rocío Carrasco no quiso perderse ese concierto. Muchos de los espectadores ni se percataron de su presencia, pues Rocío y Fidel, al ver que había prensa en la puerta, pidieron a la organización entrar por otro lugar, lejos de los objetivos fotográficos y las cámaras de televisión. Entraron con el concierto ya comenzado (y las luces apagadas) y salieron también antes de que finalizara. La discreción de la pareja, de nuevo, se puso de manifiesto.

No se descarta, no obstante, que Rocío Carrasco y Fidel Albiac acudan esta tarde o esta noche a ver la obra de Jorge Javier, que estará en Barcelona hasta el domingo por la noche. Además, mañana, 25 de julio, es el 51 cumpleaños de nuestro colaborador y quizá Rocío, con quien ha hecho muy buenas migas, quiera felicitarlo en persona.