Ona Carbonell ha sido la primera invitada de la temporada de 'El Hormiguero' y los besos que les dio a los Reyes en su última visita a La Zarzuela se ha convertido en el principal tema de la entrevista.

Fue el pasado mes de julio cuando tras su regreso del Mundial de Natación de Gwangju (Corea del Sur), donde obtuvo tres medallas, Ona fue recibida por don Felipe y doña Letizia quiénes querían premiar su trabajo. Fue nada más entrar a la sala cuando la nadadora no tuvo reparos en lanzarse a darle dos besos al Rey, un error de protocolo que saltó en todos los medios de comunicación.

Artículo relacionado

Aunque ya aclaró la situación hace unas semanas en el programa 'Viva la vida', la medallista olímpica ha reconocido con total naturalidad lo que sucedió: "Salí supercontenta, pensando 'ha ido super bien, son encantadores y les encanta el deporte'".

Pero fue cuando recuperó su teléfono móvil cuando se dio cuenta que algo había pasado: "Por la tarde vi que me había saltado el protocolo", reconocía entre risas.

Ona explicó que ya había coincidido con los Reyes en varias ocasiones y les había dado dos besos, de ahí que ni pensase en las normas: "Yo, con toda la ilusión del mundo fui a darles un beso porque ya les había visto otras veces. En varias ocasiones me he dado besos con ellos... Les encanta el deporte, siempre apoyan mucho a los deportistas y yo me fui de allí supercontenta, aunque después vi que había metido la pata un poquito", sentenció.