Envidia total. Pilar Rubio y Sergio Ramos dejaron el listón bien alto tras su boda fantasía en Sevilla. Si el evento nupcial se convirtió en un auténtico festival con noria, concierto, excentricidades varias e invitados vip, las vacaciones no se han quedado cortas. Primero vino la luna de miel, a solas futbolista y presentadora disfrutando en Costa Rica. Ahora han llegado las vacaciones familiares con sus tres hijos, Sergio Jr., Marco y Alejandro.

Artículo relacionado

El colofón final de la visita a cinco en Egipto lo han puesto con unas imágenes idílicas y divertidas a la par en la costa del mar Rojo. Paseando en yate y probando absolutamente cada tobogán de un parque acuático de Hurgada, el cierre a estos días lo da Ramos con un mensaje haciendo una corta reflexión de la experiencia: "Las vacaciones han terminado ☀️☹️... pero lo hemos pasado genial".