Si algo caracteriza a Sandra Barneda (47 años) es su formalidad y su saber estar, pocas veces se sale de tono o de guion, ella es quién conduce y por tanto pone orden en ‘La isla de las tentaciones’ y a pesar de que los colaboradores a veces no se lo ponen fácil y que entre los concursantes también tiene que apagar muchos fuegos, ella siempre es muy comedida y mide muy bien sus palabras.

Artículo recomendado

Mario Pascual Vives habla de la nueva vida de Iñaki Urdangarin: "Está viviendo en casa de su madre"

Mario Pascual Vives

Por eso ha sorprendido a todos con la directa y espontanea petición que ha hecho directamente a cámara para que la recogiera quién corresponda, en este caso los directivos de la cadena: "Yo siempre digo que me encantaría hacer un late night hablando de sexo porque hay una necesidad de hablar de sexo, porque hablamos y nos cortamos. Y, perdona, cuando rompes una relación el deseo sexual no tiene por qué acabarse.... hay que hacer un programa de sexo".

Sandra Barneda está cómoda con el formato

Acto seguido se encontraba sentada en una cama junto a algunos de los colaboradores, Marta Peñate, Mario, Alba Carrillo, Claudia y Kiko Matamoros, y ella, divertida bromeaba diciéndole a Suso, que estaba colocado detrás de Mario, “Suso, ¿porqué con todas las mujeres que hay en esta cama tu solo estas tocando a Mario?” se reía, mientras él, nervioso, optaba por volver a su sitio antes de recolocarse y sentarse al lado de Sandra, justo en el momento en que Marta y Claudia empezaban a saltar en la cama y esta se rompía bajo todos ellos, “esa cama yo creo que…” decía la presentadora entre risas retomando el hilo del programa.

No cabe duda de que se siente a gusto y cómoda además de con el equipo de colaboradores que la acompañan cada semana, con el formato y con los concursantes, pues está cómoda y eso le permite soltarse y ser más ella misma que nunca. Además, está muy implicada en las tramas de todos ellos, que en esta edición van pasando por plató para comentar sus propias imágenes en directo. En la noche de este martes han sido Laura y Adrián los que han acudido a plató, este último para presenciar el beso de Naomi, la que era su pareja, con Napoli y el suyo propio con Keyla, dos momentos que dinamitaron la sólida relación que mantenían antes de acudir al programa.