Lydia Lozano siente pasión por su trabajo. La colaboradora de Sálvame se encuentra en el ojo del huracán, día sí y día también, y los dos últimos enfrentamientos que ha protagonizado con Kiko Matamoros y Antonio David Flores han terminado con su paciencia. El primero le provocó un ataque de nervios al confesar que tanto ella como su marido Charly no estaban al día de sus pagos con Hacienda. En cuanto al ex de Rocío Carrasco, Lydia ha insinuado que el ex guardia civil guarda en casa de sus padres un dinero que él dice que no existe y no ha dudado en estallar de lo lindo contra ella. A pesar de todas las polémicas, la periodista ha reconocido que todos los colaboradores son como una piña y, en el podcast ¡Menudo Cuadro!, ha desvelado las mejores experiencias que guarda de toda su trayectoria profesional hasta el momento. Aunque, también, se ha atrevido a revelar el peor trago que ha vivido.

Artículo relacionado

Lydia Lozano se ha puesto melancólica al recordar sus primeros años como periodista, una fase a la que siempre ha calificado como 'la etapa de oro del corazón'. Lo que más echa de menos, sin duda alguna, es entrevistar a importantes personalidades como Lola Herrera y Concha Velasco. Pero lo que de verdad le haría especial ilusión sería sentarse a charlar con Verónica Forqué.

Sin pensárselo dos veces, Lydia Lozano ha querido compartir una divertida anécdota que le une a la actriz: "Estuve un día en la cárcel con Veronica Forqué y con el grupo Ketama. Fuimos para animar a los presos y, ¡cómo me lo pasé! Son experiencias de la vida".

Pero no todo ha sido color de rosas. También ha querido hablar de la mala experiencia que vivió en la cárcel de Yeserías: "Yo iba mucho a Yesería y a hacer reportajes como un día le hice a su directora, que estaba amenazada por ETA. Me contó cosas de allí de película".

Artículo relacionado

Lydia siempre ha mostrado su lado más divertido. Si ha tenido que ponerse a bailar en medio del plató con su famoso baile 'chuminero', lo ha hecho. Si ha tenido que ponerse una peluca, también lo ha hecho: "Yo he trabajado en los mejores programas, he estado con los mejores presentadores pero donde he sido más feliz ha sido en la radio", ha revelado por sorpresa en ¡Menudo Cuadro!, programa del que se ha convertido madrina.

"Me han dicho que soy una chupacámara sin saber que lo más me gusta a mí es el micro de la radio. El estar en una pecera ahí metida en la que no ves a nadie y estar con tus noticias en la cabeza. Lo que yo he disfrutado en las radios no tiene precio", ha rematado.