Tras una larguísima polémica, Antonio Tejado regresaba al plató de Sálvame en directo. El colaborador había decidido abandonar el programa después de que saliese a la luz un complejo episodio de su pasado -que nunca se ha terminado de concretar del todo-. Días después, viendo que el tema no bajaba, Tejado cambiar de tercio y regresar para enfrentarse a las críticas en primera persona. El problema llegaba con la actitud del excolaborador durante la entrevista. Incluso Paz Padilla terminaba saltando...

Artículo relacionado

Antonio Tejado no consigue frenar sus problemas. El excolaborador de Sálvame regresaba al plató para enfrentarse a los muchísimos frentes abiertos que tiene sobre la mesa. Desde sus salidas nocturnas con Dinio García y el paparazzi Jordi Martín a los testimonios que, supuestamente, afirman la existencia de relaciones del colaborador con dos hombres en el pasado. Los nervios volvían a pasarle factura y Tejado mostraba su cara menos comprensible.

El colaborador, lejos de entregarse al formato y responder todo lo que se le iba preguntando, se dedicaba a consultar su teléfono en todo momento. Tejado esquivaba los conflictos sin entrar en ellos y no apartaba la vista de la pantalla de su móvil. Tal era la entrega con el apartado que incluso Paz Padilla acababa explotando. “Se están discutiendo cosas importantes, ¡no puedes estar con el móvil!”, le exigía al colaborador. “Llevas toda la entrevista con el móvil, ¡no puede ser!”.

Kiko Hernández también le daba una reprimenda por lo mismo. Nadie entendía como Tejado optaba por desentenderse con los muchos conflicto que tiene en el horizonte. No solo sus asuntos personales, sino también el duro enfrentamiento que mantiene con parte de la familia de la que es su pareja. ¿Abandonará definitivamente el programa? ¿Decidirá mantener un perfil bajo a partir de ahora?