Desde que el pasado 31 de marzo se hizo efectivo el conocido como ‘Megxit’, los duques de Sussex se han centrado en todo tipo de proyectos personales y profesionales muy alejados de Reino Unidos. Meghan Markle y el príncipe Harry son personas libres, independientes económica y físicamente de la Casa Real británica, por lo que pueden decidir en qué tareas se centran. Una de sus últimas ocupaciones, además, no ha dejado indiferente a nadie.

Artículo relacionado

Según ha publicado ‘Los Ángeles Time’, la pareja va a seguir los pasos de otros rostros conocidos como Barack y Michelle Obama al fichar por una agencia estadounidense de alto nivel especializada en discursos. Se trata de la compañía Harry Walker, con sede en Nueva York, la que los representará a partir de este momento y fomentará que participen en ponencias relacionadas con las causas que, hasta ahora, han abanderado los duques de Sussex. Un contrato muy exclusivo por el que recibirán la friolera de un millón de euros.

Meghan Markle

Por lo tanto, desde este momento será más que habitual ver a los duques de Sussex montados en un estrado y participando en conferencias relacionadas con el racismo, la salud mental, la igualdad de género y el medio ambiente, entre otros. Una empresa en la que, además, contarán con el apoyo de gente cercana a su entorno como Oprah Winfrey o la primatóloga Jane Goodall, quienes también trabajan con la agencia.

Artículo relacionado

Desde que abandonaron la familia real británica, Meghan Markle y el príncipe Harry se han centrado en apoyar las causas solidarias. No hay semana en la que los duques de Sussex no aporten su granito de arena a iniciativas benéficas. Ambos tienen claro que, pese a no pertenecer a la corona, quieren utilizar su popularidad e influencia para seguir apoyando este tipo de causas. Algo que ahora seguirán haciendo a través de la compañía Harry Walker.