No es su cumpleaños, ni su santo, tampoco el Día de la madre pero Paloma Cuevas ha sido sorprendida con el mejor de los regalos y no por el detalle en cuestión, que ha sido precioso, sino por las personitas que han dibujado una enorme sonrisa en el rostro de la empresaria.

Dicen que los más pequeños son muy conscientes del estado de ánimo de sus mayores aunque no digan nada y prueba de ello es el precioso gesto que han tenido este miércoles Bianca y Paloma, de 12 y 9 años respectivamente, después de una semana muy complicada para Paloma Cuevas.

Artículo relacionado

La empresaria cordobesa ha estado volcada en el cuidado de su padre, Victoriano Valencia, que pasaba por el hospital debido a una serie de arritmias y demás complicaciones que, afortunadamente, se quedaron en un susto: "Estoy feliz y recuperándome en casa de mi hija Paloma", contaba el torero a ABC.

Ya en casa, Paloma Cuevas recibía un enorme ramo de rosas rojas con un mensaje que ha ido directo al corazón de la exmujer de Enrique Ponce: "Te amamos mami", citaba la tarjeta. Sin duda, un gesto inesperado con el que las pequeñas le han mostrado su apoyo incondicional y que seguro ha supuesto un extra de energía para enfrentarse a todo lo que esté por venir. Tras el alta de Victoriano, la familia tiene mucho que celebrar.

Paloma Cuevas regalo

Paloma Cuevas ha sido sorprendida por sus dos hijas

Instagram @palomacuevasofficial

Este precioso ramo de flores que ahora decora el salón de su casa no ha sido el único que ha recibido Paloma Cuevas en los últimos días. Este martes, la empresaria agradecía públicamente el presente de Fabiola Martínez: "Mi queridísima Fabiola. Mil gracias por esta belleza de flores. Son tan bonitas como tú", escribía la andaluza en su perfil de Instagram.

Ambas se encuentran inmersas en sus respectivos procesos de separación, uno más amistoso que otro, lo que les ha llevado a compartir experiencias y deseos de cara a esta nueva etapa.