Un nuevo drama familiar se avecina para Adara Molinero... La ganadora de Gran Hermano VIP 7 se encuentra inmersa en sus proyectos profesionales tras lanzar al mercado su primera colección de pestañas postizas, así como sus colaboraciones con distintas marcas. Adara no para ni un segundo pero ha vuelto a convertirse en el centro de todas las miradas debido a la nula relación que parece mantener con su madre, Elena Rodríguez, en la actualidad.

Artículo relacionado

Sí, muchos de sus seguidores se han percatado de la ausencia de Elena Rodríguez en las redes sociales de Adara Molinero y razón no les falta. La exazafata ha dejado de seguir en Instagram a la exconcursante de Supervivientes 2020 y esta última apenas interactúa con su hija en las diferentes publicaciones que comparte. La última vez que se les vio juntas fue el pasado mes de febrero por el cumpleaños de Martín ya que ambas se pusieron manos a la obra para organizarle una fiesta inolvidable de cumpleaños al pequeño de la casa. Pero, ¿qué ha pasado ahora para que madre e hija se hayan distanciado de esta manera tan inesperada?

Por el momento, ninguna de las dos ha querido manifestarse al respecto. Mientras Elena Rodríguez continúa sin parar con sus rutinas deportivas, Adara Molinero se ha refugiado en Rodri Fuertes.

Artículo relacionado

Cabe recordar que nada más empezar el 2021, Adara y Rodri hicieron frente a su primera gran crisis de pareja. La exnovia de Hugo Sierra eliminaba todo rastro de su novio en redes sociales y días después se arrepentía y entonaba el mea culpa: “Las personas, en momentos puntuales, nos enfadamos. Yo me calenté, y por un impulso le di a dejar de seguir y borré todas las fotos. Fue un enfado y ya está, no hay más”, aseguraba arrepentida.

Adara ha dejado claro en multitud de ocasiones que es una persona muy impulsiva. Elena ha sido uno de los apoyos más fuerte de la ex gran hermana y, por el momento, su relación materno-filial pende de un hilo.