"Puedo confirmar después de muchas pruebas médicas que estoy pasando un cáncer pulmonar", con esta serenidad Nacho Palau anunciaba el pasado 25 de agosto que le habían diagnosticado cáncer y que "de inmediato" empezaba el tratamiento para erradicarlo, sintiéndose "optimista, con ganas de vivir". Arropado en todo momento por su familia, su madre y su novio, Cristian Villela, veía cómo amigos, admiradores y compañeros de profesión se volcaban con él cuando le ponía nombre y apellidos a los problemas de salud que venía arrastrando desde el final de 'Supervivientes 2022'. Una oleada de cariño que se ha intensificado mientras espera a que le den el alta en el hospital y que le empujan a recuperarse física y anímicamente.

Artículo recomendado

Nacho Palau, más "animado", evoluciona favorablemente con el apoyo incondicional de toda su familia

Nacho Palau, más "animado", evoluciona favorablemente con el apoyo incondicional de toda su familia

Y es que Nacho Palau volvía de Honduras con muchos proyectos, algunos de los que han tenido que quedar paralizados hasta que tenga la fuerza y la energía suficiente para hacerlos realidad. Uno de ellos es el con el que iba a dar un paso adelante en su relación con Cristian Villela. Poco antes de anunciar que padece cáncer, el ex de Miguel Bosé, manifestaba en 'Diez Minutos' su deseo de poner en marcha un negocio junto a Cristian con lo que había ganado en 'Supervivientes', y barajaba la posibilidad de que se centrara en el cuidado de animales o en el ámbito de la restauración. Un sueño que querría hacer realidad en Chelva, la localidad valenciana donde reside, pero que estaba esperando a la recuperación de su madre, que se encontraba superando un cáncer de pulmón, para estudiar el proyecto más intensamente.

Artículo recomendado

Nacho Palau reaparece y tranquiliza a todos tras ser ingresado: "Ya hay días de calma"

Nacho Palau reaparece y tranquiliza a todos tras ser ingresado: "Ya hay días de calma"

Lola había pedido involucrarse también en el proyecto ayudando a la pareja con lo que necesitaran. Su máxima preocupación era que su madre estuviera ya al 100%, pero es ahora la enfermedad de Nacho Palau por la que se ha visto obligado a posponer un tiempo sus planes. El arquitecto está enfocando estas nuevas circunstancias con ánimo, serenidad y adaptándose a cada nueva situación que se presenta cada día. De momento, está concentrado en recuperar las fuerzas mermadas por las primeras sesiones de quimioterapia, tras las que tuvo que ser ingresado hace unos días, y poder escuchar de los médicos que le dan el alta.