Dos 'Kikos', el bueno y el 'malo' para Mila Ximénez, están cambiando el paso de la colaboradora de 'Sálvame' por 'GH VIP 7'. Mila pasó de estar mal a estable y cómoda dentro de la casa pero la polémica con Kiko Jiménez le dio de nuevo una buena sacudida.Tanto que incluso llegó a pedir que, ya que estaba nominada, la expulsaran.

Artículo relacionado

Pero nada más lejos de la realidad. Mila ha resurgido de sus cenizas y ahora está mejor que nunca en la casa de Gran Hermano. Está estableciendo nuevas alianzas, disfrutando y, lo mejor de todo, ¡con ganas de más!

Buena 'culpa' de esto ha tenido Kiko Hernández, su compañero de trabajo y gran amigo que la ha visitado en Guadalix. Mila Ximénez se encuentra en la cuerda floja en 'Gran Hermano VIP 7' después de ser traicionada por 'El Cejas' y Kiko Jiménez. Podría convertirse en la tercera expulsada del reality, pero cuenta con apoyos sólidos que no dudan en mover cielo y tierra para que continúe en el concurso. Lo mejor es que ella está siendo consciente de todo esto y empezando a quererse y a disfrutar.

Mila Ximénez y Kiko Hernández 06

"A veces me niego a disfrutar las cosas. Hay veces que me pregunto qué hago aquí y me veo fea. Pero como me dijo Kiko Rivera esto es duro, pero es una experiencia alucinante. Si me quedo, voy a cambiar la actitud", ha dicho Mila al Maestro Joao. Segura y decidida, Mila Ximénez dice a su compañero de casa que si se va ahora lo hará "con la sensación de haber hecho un buen concurso".