Un año y nueve meses. Ese es el tiempo que finalmente ha pasado Mayte Zaldívar en prisión. Este miércoles se ha conocido que la exmujer de Julián Muñoz ha obtenido el tercer grado, después de rechazárselo el Juzgado de Vigilancia de Málaga en junio. Por tanto, en las próximas horas podrá abandonar Alhaurín de la Torre para reunirse con los suyos.

Artículo relacionado

De los tres famosos protagonistas de la corrupción marbellí, Mayte ha sido la última en poder obtener el régimen de semilibertad. Isabel Pantoja dejaba atrás la cárcel hace ya seis meses, y tiempo después, en mayo, era Julián Muñoz el que alcanzaba su tercer grado por enfermedad.

Durante este tiempo, Mayte ha coincidido en el centro penitenciario con su exmarido, Julián Muñoz, con el que además ha compartido momentos íntimos en la capilla durante alguna misa.

Zaldívar también fue la última en obtener los permisos. De hecho, cuando Mayte obtuvo el primero, Isabel ya había obtenido hasta tres de ellos.

El 27 de octubre del pasado año, Mayte entraba en Alhaurín de la Torre acompañada de sus dos hijas y su novio Fernando, quienes siempre han estado apoyándola durante todo el proceso judicial del caso Blanqueo, derivado del caso Malaya.

Ahora ya le han concedido la semilibertad, y seguro que aprovecha todos los momentos que no ha podido vivir con sus hijas y nietos. Y seguramente también será posible verla a partir de ahora en terrazas y sitios públicos, viviendo su vida con mayor intensidad para recuperar el tiempo perdido.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado