Está harto, desesperado y grita "¡Basta ya!". Fernando Marcos está tomando medidas desesperadas por su novia, Maite Zaldívar, que cumple condena en la prisión de Alhaurín de la Torre y, según él, está sufriendo una situación "desigual" y su proceso "está teniendo claramente irregularidades".

Marcos se ha grabado en un vídeo donde hace una llamada a la acción por la exmujer de Julián Muñoz y a colaborar con la campaña de recogida de firmas que ha puesto en marcha. La plataforma escogida para su iniciativa ha sido Change-org. La petición va acompañada de una carta donde asegura que "podemos demostrar que el caso de María Teresa Zaldívar García está teniendo un trato claramente desigual y completamente perjudicial para su persona". Según su versión, supuestamente, podría haber "dilatación de los plazos" e "irregularidades" a "mala fe", tanto en las "resoluciones de la junta de tratamiento, como en la respuesta a los requerimientos del juzgado". Además, denuncia "pérdidas de documentación" y, de ahí, los retrasos. La petición busca que se tomen medidas y va dirigida al Órgano de Control de la Administración Penitenciaria, a los inspectores penitenciarios y al Ministerio del Interior. La recogida de firmas está a punto de cumplir su objetivo, fijado en 500.

Artículo relacionado



En el vídeo da las gracias "por las muestras de cariño, por los apoyos y las ideas que estás surgiendo para colaborar". Fernando asegura que el apoyo hacia la causa de Maite Zaldívar, ha colapasado su cuenta de Facebook. "Solo pido que, por favor, en la medida que podáis, colaborad. Estaremos más que agradecidos porque, de verdad, ya está bien", concluye tajante y desesperado.

A finales del mes pasado, a Maite Zaldívar le denegaban el tercer grado, cuando ya cuenta con los dos tercios de la condena cumplida por blanqueo de capital. El juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Málaga lo consideró de esta forma, por la actitud de "desinterés" de Maite por el tratamiento de reinserción. Aunque su evolución penitenciaria es "buena", según los informes, la ex de Julián Muñoz "no está cumpliendo con algunos de los requisitos para gozar de esta condición de semilibertad. No tiene una actitud adecuda ante el delito".