Desde hace varias semanas, Marisa Martín Blázquez hacía pública su enorme preocupación en diferentes apariciones televisivas como estaba siendo la evolución de su madre, ingresada en el Hospital de La Paz por coronavirus. Afortunadamente, todo ha quedado en un susto y la periodista ha vuelto a sonreír tras recibir la mejor de las noticias: su madre ha recibido el alta.

Artículo relacionado

A pesar del varapalo que sufrió la familia tras la muerte de la madre de su marido, Antonio Montero. Esta noticia ha hecho que la colaboradora pueda volver a respirar tranquila: "Tiene una afección coronaria, 81 años y ha estado más de 20 días hospitalizada, pero ya está en casa, se encuentra fenomenal y pensando en ir a la peluquería", desvelaba la periodista sin poder ocultar su felicidad en 'El Programa de AR'.Además, no ha querido dejar pasar la oportunidad de agradecer a "todo el personal sanitario su gran humanidad" y es que cuando mejoró su situación fue trasladada al hospital de Guadarrama para evitar colapsos.

Sin embargo, no todo es tan sencillo y es que Marisa no puede olvidar lo mal que lo ha pasado: "Ha habido momentos críticos, ha habido distancia, lo peor de los enfermos es no saber nada de nosotros. Lo importante ahora mismo es mantener la calma, estar unidos y optimismo", declaraba.

Horas más tarde era su marido, Antonio Montero, quien desde el plató de 'Sálvame' confirmaba la buena noticia enviando un mensaje de optimismo a todos los españoles: "Mi suegra ha salido del hospital, ha tenido coronavirus. Tiene 81 años y está en mi casa y quiero mandar un mensaje de gratitud al hospital de Guadarrama porque la han tratado de maravilla".