El pasado 27 de diciembre, Laura Matamoros se convirtió en madre por segunda vez tras dar a luz al pequeño Benji. La vida de la influencer ha cambiado radicalmente tras la llegada de su bebé a la familia y, ahora mismo, su día a día es un completo caos. La hija de Kiko Matamoros ha retomado todos sus proyectos profesionales y a eso hay que sumarle el cuidado de sus hijos. Aunque Laura cuenta con la ayuda incondicional de Benji Aparicio y del resto de miembros del clan, se ha sentido realmente agobiada por la situación y ha confesado lo único que le apetece ahora mismo.

Artículo recomendado

Laura Matamoros da la cara por su hermana Anita tras su espantada a la prensa

Laura Matamoros da la cara por su hermana Anita tras su espantada a la prensa

Sí, un viaje es lo que más desea en estos momentos Laura Matamoros. Aunque hace apenas unas semanas, disfrutó de una escapada exprés a la nieve, la hermana de Anita quiere más y no ha podido ocultar la necesidad que tiene de hacer la maleta y disfrutar de unos días de desconexión: "Necesito una terapia llamada irme de viaje", ha escrito para su millón de seguidores en Instagram junto a una imagen que le trae muy buenos recuerdos y que espera repetir muy pronto.

laura matamoros

Laura Matamoros asegura que necesita con urgencia un viaje.

Instagram @_lmflores

El mar para Laura Matamoros es la mejor medicina y ya se encuentra contando los días para coger un avión destino a un lugar paradisíaco.

Artículo recomendado

Laura Matamoros y su hermana Anita conectadas por el mismo peinado: la coleta que te hace parecer más alta

Laura Matamoros y su hermana Anita conectadas por el mismo peinado: la coleta que te hace parecer más alta

Ser madre de un crío de casi cuatro años y un bebé recién nacido no es una tarea fácil de llevar. Laura Matamoros se encuentra en una etapa de su vida de grandes cambios y no se encuentra al 100% ya que a esto le sigue la recuperación posparto, su trabajo como influencer y los diferentes eventos a los que ya ha comenzado a asistir tras la llegada de mini Benji. La ganadora de Gran Hermano VIP 4 saturada por todo lo que está viviendo y, aunque ha sacado tiempo para hacer frente a todas sus obligaciones tanto en lo relacionado con la maternidad como en lo profesional. Eso sí, sus fuerzas a veces flaquean.

Laura quiere lo mejor para sus hijos y el pequeño Mati es un terremoto y tiene que tener mil ojos para todas las travesuras que lleva al cabo del día. La influencer no da abasto y así lo ha hecho saber justo cuando se encontraba en un parque de bolas con su primogénito: "Creo que me va a explotar la cabeza en algún momento. No os recomiendo nada esto si habéis salido la noche anterior", ha escrito a través de 'stories' lamentándose. Sea como sea, la hermana de Diego Matamoros va a sacar las fuerzas necesarias para afrontar esta realidad... Además, Mati y Benji son el motor de su vida.

laura matamoros

Laura Matamoros en un parque de bolas junto a su hijo Mati.

Instagram @_lmflores