Fiama ha regresado a ‘La isla de las tentaciones’ revolucionando al máximo la villa de los chicos. Ella fue una de las grandes protagonistas de la primera edición del programa, al que acudió para poner a prueba su amor con Álex Bueno. Una prueba que finalmente no superaron. Ahora, un año después de vivir la aventura desde un lado, ha vuelto a República Dominicana para vivirlo desde el otro. Lo ha hecho como tentadora y en su primera noche en la villa ya ha tenido algo con Manuel. Pero más allá de este episodio con el que él le ha sido infiel a su novia Lucía, hay otra cuestión que destaca mucho de la presencia de Fiama en el programa presentado por Sandra Barneda. Se trata del espectacular cambio que ha dado desde que fue compañera de Susana Molina y Fani Carbajo hasta hoy.

Artículo relacionado

Por un lado a nivel emocional. Fiama ha vuelto a ‘La isla de las tentaciones’ demostrando mucha más seguridad que en la edición a la que acudió junto a Álex Bueno. En aquella ocasión estaba repleta de inseguridades y ahora, por el contrario, ha aterrizado pisando fuerte. Hace un año era mucho más emocional y se intentaba controlar con Joy, su tentador.

Pero ahora, sin pareja y con ganas de disfrutar, ha demostrado que ha ido a programa para darlo todo. Y si a nivel emocional el cambio es palpable, físicamente también.

Fiama

El cambio de Fiama entre la primera y la tercera edición de 'La isla de las tentaciones'.

Telecinco

En los últimos meses son varios los retoques estéticos a los que se ha sometido Fiama y que ha compartido con sus seguidores. La protagonista de ‘La isla de las tentaciones’ compartió cuando se hizo una “reposición el rostro con ácido hialurónico, para verme más mona”. En este tiempo también ha aprovechado para quitarse las marcas de acné y su característico lunar. Con todo esto queda claro que su participación en la primera edición del formato que en aquel entonces presentaba Mónica Naranjo, ha supuesto un antes y un después en su vida a diferentes niveles.